Cuando se abrió la compuerta de Gibraltar «

A bordo del Joides

Otro sitio realizado con WordPress
A bordo del Joides 13 diciembre, 2011

Cuando se abrió la compuerta de Gibraltar

Una de las primeras cosas que se pierde en un barco, después de una semana, es la noción del tiempo. “Hoy es sábado, ¿no?”, te pregunta un compañero. “Sí, creo que sí”, respondes, aunque tienes que pensarlo dos veces. Se trabaja todos los días, y algunos días ni siquiera sales a cubierta para ver el sol o la luna, no tienes las cañas de los sábados por la tarde o el relax del domingo que rompen la monotonía del paso del tiempo. Ayer fue un día duro, la torre de perforación no para nunca, 24 horas al día. Sólo en nuestro turno desde las 12 de la mañana a las 12 de la noche, se perforaron casi 300 metros, cada 20 minutos sacaban un nuevo testigo, el laboratorio parecía un hervidero de prisas y carreras, vasos de precipitado, tamices, portaobjetos y etiquetas, carreras al microscopio, y de repente otro “Core on deck” por los altavoces, el siguiente testigo que está llegando, alguien tiene que ir a buscar la siguiente muestra, apenas tuvimos tiempo para comer y nada de “tea time” o de “cookie time”. Además todavía tenemos pendiente el informe del último sondeo que tenemos que presentar hoy.

Aunque no importa, hay todavía un optimismo generalizado que se ve entre los compañeros, en particular este sondeo despierta una gran expectación, porque el objetivo es perforar en los próximos días mas de 700 metros en el cuerpo contornítico de Faro, es un volumen de sedimentos que tiene más de 100 kilómetros de largo y unos 700 metros de espesor y se extiende a lo largo del talud continental del Sur de Portugal. Se ha ido formando por la acumulación de partículas transportadas por la corriente profunda del Mediterráneo que sale a través del estrecho de Gibraltar. Esta corriente de agua relativamente caliente y muy salina, que de alguna manera registra lo que está pasando dentro del Mediterráneo, va bordeando el talud continental de Cádiz y el Algarve para luego girar en el cabo de San Vicente y dirigirse hacia el Norte por el talud continental de Portugal y Galicia. En estos 700 metros de sondeo podremos investigar cómo ha cambiado el agua profunda del Mediterráneo a través del tiempo, pero sobre todo queremos llegar a la base del cuerpo contornítico, y esto es lo que despierta más expectativas. ¿Por qué se empezó a formar el cuerpo contornítico? ¿Está ligado a la apertura del estrecho de Gibraltar? ¿Por qué se abrió el estrecho de Gibraltar? ¿Cuándo tuvo lugar este acontecimiento? ¿Está ligado con la inundación del Mediterráneo hace 5’33 millones de años? Éstas son algunas de las preguntas que quizás tengan respuesta a partir de esta campaña.

Hace más de 40 años otra expedición del programa Ocean Drilling Program, entonces con el barco Glomar Challenger descubrió la existencia de inmensos cuerpos de sal en el fondo del Mediterráneo cubiertos por más de 2 kilómetros de sedimento acumulado en los últimos 5 millones de años. Como resultado de aquella expedición se propuso que el Mediterráneo se había secado hace mas de 5 millones de años. La única explicación posible es que se cerrara la conexión con el Atlántico. En realidad, si ahora construyéramos una presa en el estrecho, el nivel del mar Mediterráneo bajaría un metro cada año. En un milenio y medio el nivel del mar podría bajar hasta 1.500 metros. El Mediterráneo tiene un déficit hidrológico importante, el agua que entra cada año desde el mar Negro, el Nilo ,el Ródano, el Ebro y los ríos más pequeños no es suficiente para compensar el agua que se pierde por evaporación. Por este motivo, una corriente de agua superficial se ve forzada a entrar desde el Atlántico para compensar las pérdidas de agua y mantener el nivel del Mediterráneo al mismo nivel del Océano, pero si la puerta del Atlántico se cerrara, el nivel del agua bajaría irremediablemente. Esto es lo que paso hace unos 5’56 millones de años, la puerta atlántica se cerro y el nivel del Mediterráneo pudo bajar hasta 1.500 metros en muy poco tiempo, convirtiéndose en un mar muerto en el que la concentración de sal en el agua superó el límite de saturación de la sal.

En este sondeo esperamos alcanzar en unos días la profundidad a la que encuentran los sedimentos que se acumularon durante ese momento, cuando la puerta Mediterránea estaba cerrada y, por consiguiente, el agua profunda mediterránea no barría el talud continental de Cádiz. Podremos explorar los dramáticos acontecimientos que ocurrieron en la historia del Mediterráneo durante lo que se llama la crisis de salinidad del Messiniense, una de las mayores catástrofes ambientales y biológicas de los últimos millones de años, y esto lo podremos hacer desde fuera del Mediterráneo.

 

Francisco Javier Sierro. Universidad de Salamanca.

1 comentario

Leave a comment
  1. Interesado dice:

    Parece que lo de ser científico es un trabajo más duro de lo que algunos pensábamos, al menos en esta situación, pero por lo que dices también es muy interesante. Felicidades por estar ahí y por contarlo tan bien. A seguir así. Un saludo.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>