La mujer en la ciencia

Otro sitio realizado con WordPress
La mujer en la ciencia 7 marzo, 2013

Introducción

“Como ha sucedido en otros campos históricos, en la historia de la ciencia
es difícil encontrar registros del protagonismo femenino. Algunas notas
características acompañan esta insignificancia histórica: la invisibilidad
recurrente de los aportes de la mujer a los logros de la ciencia se
complementa con el registro eventual de algunas destacadas científicas
como “excepcionalidad”  y en reconocimiento del esfuerzo logrado en un
ámbito de trabajo hostil a su condición femenina.

Así pocos saben que en el siglo II María “la Judía” sentó las bases
teóricas y práctica de la química moderna y fue la inventora de aparatos y
procedimientos  de laboratorio, entre ellos, el “Balneum Mariae”, o  “baño
María” que se usaba entonces como se usa hoy, para calentar tanto en el
laboratorio como en la cocina.  Pero muchos reconocen a Marie Curie
(1867-1934) como caso excepcional de logro del más alto reconocimiento
científico moderno: el Premio Nobel por partida doble, además de haber
sido la primera mujer en ser profesora de la Universidad de París, creada
ocho siglos antes.

A lo largo de la historia de la humanidad,  a las mujeres no le ha sido
sencillo ser reconocidas en igualdad de condiciones que el hombre en
muchos ámbitos de realización personal y actuación social: en la vida
política, en la educación, en el trabajo y también en la ciencia. Tuvieron
históricamente vedado el acceso a las Academias de ciencias. Recién en el
siglo XX las Academias de Paris y de Madrid admitieron a una mujer entre
sus miembros Solo algunas mujeres aristocráticas pudieron acceder a la
educación universitaria en la edad media y moderna. Era frecuente que
debieran vestirse como hombres en las reuniones científicas; las menos
afortunadas fueron acusadas de brujería por practicar la alquimia. Recién
avanzado ya el siglo XIX comenzaron a abrirse los canales de formación
universitaria para las mujeres, primero en Estados Unidos. Luego en
Francia, Suiza e Inglaterra y casi siempre con la carrera de Medicina.
Este proceso siguió en Italia, España, Bélgica, Dinamarca, Alemania y
Rusia. Y llegó a América Latina hacia fines del siglo XIX”.

 

María Elina Estébanez.

No hay comentarios

Leave a comment

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>