Ciencia Perú , Perú, Lunes, 24 de febrero de 2014 a las 09:42

Aire acondicionado: gran consumo de energía y posibles perjuicios para la salud

Con las altas temperaturas en Lima el uso del aire acondicionado en el auto, las oficinas e incluso en los hogares se vuelve más frecuente, sin embargo el ingeniero y docente Enrique Barrantes advierte que esta tecnología se debe utilizar racionalmente

PUCP/DICYT Durante el verano, más aún en una temporada como la que vivimos, encender el aire acondicionado del auto y solicitar la instalación de uno en la oficina parece una necesidad básica. Actualmente el mercado ofrece diversas opciones, para todos los bolsillos y de todas las capacidades, por ello antes de adquirir un aparato es necesario asesorarse profesionalmente y sobre todo determinar si realmente se trata de una urgencia.

 

“Los sistemas de aire acondicionado, actualmente se basan en fluidos que contaminan menos el medio ambiente que los que se empleaban antes, sin embargo, aunque las sustancias o refrigerantes clásicos no eran ecológicos causaban menos daño a la salud humana que los actuales. Es por ello que se requieren procesos de manufactura, servicio, mantenimiento y reparaciones, cuidadosos y profesionales”, explica el Dr. Enrique Barrantes, ingeniero y docente de nuestra Universidad.

 

Para el experto, al momento de decidir adquirir un aire acondicionado debemos tener en cuenta que el mantenimiento del aparato es clave, si no lo que hoy es una solución en poco tiempo se convertirá en un problema: “Se puede producir contaminación del aire interior si no se limpian o cambian los filtros, se generan polvo, moho, hongos, bacterias, y es común que se registren enfermedades por vías respiratorias o casos de alergias”.

 

La mayoría de aires acondicionados usan el sistema de comprensión mecánica de vapor, cuyo principio básico es absorber el aire del ambiente y enfriarlo o calentarlo (según la necesidad), para lo cual se requiere una importante cantidad de energía, ya sea combustible (en el caso del auto) o eléctrica (en habitaciones).

 

“Por ejemplo, un equipo para una oficina pequeña (dos personas) o una habitación en casa, puede consumir unos 1.17 Kw eléctricos. Funcionando durante una hora costará S/0.585, en ocho horas laborables serán S/4.68 y en un mes serán aproximadamente s/. 100, solo por usar el aparato”. En cuanto a la relación costo-beneficio, el docente sostiene que estos equipos pueden consumir más energía frente a la sensación de bienestar temporal que pueden proporcionar.

 

Por todo ello, el Dr. Barrantes recomienda una ventilación natural a través de puertas y ventanas, de lo contrario racionalizar el encendido del aire acondicionado y sin usar los extremos de calor o frío, ya que ello puede producir un cambio brusco de temperatura corporal al salir de la habitación o el auto.