Ciencia Rep. Dominicana , La Vega, Miércoles, 20 de enero de 2010 a las 13:17

Amplían el proyecto de tilapia en jaula flotante en la presa de Tavera

Lo desarrollan jóvenes emprendedores de La Vega de forma semi-intensiva en el cual la fuente principal de alimento es balanceado

IDIAF/DICYT El director ejecutivo del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), Rafael Pérez Duvergé, ha realizado una visita a la presa de Tavera, en La Vega, con la finalidad de contactar la situación de los proyectos acuícola que se implementan en la zona. Uno de ellos es el cultivo de tilapia rojas niloticas en jaulas flotantes que desarrollan un grupo de jóvenes innovadores liderados por el Victorino Rodríguez, proyecto que se ha ampliado con la instalación de ocho jaulas más de cinco metros cuadrados construidas con tubos de PVC de seis pulgadas de diámetros porque tienen una mayor resistencia a los embaste del agua, el viento y la temperie que se originan en los cuerpos de agua.

Victorino Rodríguez hizo una exposición de los trabajos que ellos han venido desarrollando en este novedoso proyecto de producción de tilapia en jaulas flotantes. Rodríguez explicó que el proyecto inicialmente contaba con 12 jaulas de 75 metros cuadrados (cinco de largo por cinco de ancho y tres metros de profundidad) cada una. Las jaulas fueron construidas en bambú natural, mallas de plásticos y material artesanal local. Se armaron en la rivera del lago y luego las trasladaron a la presa, donde se mantienen flotando a una profundidad de 10 m desde el fondo. Rodríguez señaló que luego, por recomendaciones de los técnicos de la Misión Técnica de Taiwán y del IDIAF (de los cuales reciben asesoramiento y apoyo técnico), decidieron ampliar el proyecto.

 

El sistema de cultivo que están utilizando estos jóvenes es el semi-intensivo, en el cual la fuente principal de alimento es balanceado y preferiblemente flotante, pero también se aprovecha el alimento natural o fitoplancton que se encuentra en el agua. El sistema requiere de un recambio permanente de agua natural que se origina por las corrientes del lago. La densidad de siembra es alta (25 peces por metro cuadrado) y los rendimientos esperados oscilan en 14.500.00 kilogramos por hectárea al año.

 

El cultivo de peces en jaulas flotantes es un técnica que se puede desarrollar con sistemas que sean alternativas a un costo que se pueda capitalizar en poco tiempo; dándole el manejo adecuado. Su estructura no es complicada y se pueden realizar cosechas a corto, mediano y largo plazo, según sea la exigencia del mercado. La misma representa una oportunidad que permite integrar a los jóvenes emprendedores rurales de la República Dominicana a la actividad productiva. Es una alternativa de crecimiento económico individual, local y regional. Las jaulas flotan en la superficie por cuerdas de nylon amarradas a pilotes de hormigón al fondo de la presa para evitar que puedan ser arrastradas a otras zonas de más profundidad y producir pérdidas significativas.

 

Iniciativa de jóvenes de la zona


Según este técnico ellos ejecutan este importante proyecto de producción de tilapia en jaulas flotantes por iniciativa propia determinada por su espíritu de emprendedores y por otra parte gracias al apoyo y a la cooperación técnica que reciben de la Misión Técnica de Taiwán y de los Técnicos e Investigadores del IDIAF, adscritos a la Estación Experimental Acuícola de Santiago, quienes lo han apoyado en la capacitación de cursos técnicos de producción de tilapia en jaulas flotantes, los cuales mantienen un seguimiento constante a través de las visitas de asistencia técnica que realizan a sus proyectos.

 

Pérez Duvergé elogió el esfuerzo que realizan estos jóvenes productores y reconoció que en el país existe un gran potencial de espejo de agua que puede ser aprovechado para la producción de diferentes especies de peces de agua dulce-acuícola (tilapias, carpas, colosomas y pangasius), ya que se cuenta con grandes cuerpos de aguas que todavía mantienen una capacidad de sostenimiento intacta porque han sido poco explotados para estos fines, como son las diferentes presas, represas, canales, lagos y lagunas.

 

Además, resaltó el potencial de producción que tiene la región sur del país para desarrollar proyectos de cultivos de peces en jaulas flotantes, ya que esta región cuenta con el Lago Enriquillo y las Lagunas de Oviedo y Cabral, lugares en los cuales se podría aprovechar este potencial y desarrollar una industria acuícola a pequeña y mediana escala de forma sustentable, que muy bien podría dinamizar las actividades económicas y estimular el consumo de pescado fresco, rico en proteínas en esa deprimida región del país.

 

Sin embargo, enfatizó que en el caso del Lago Enriquillo se debe tener mucho cuidado con el establecimiento de especies acuícolas debido a la alta salinidad de sus aguas. No obstante consideró que con las recomendaciones y asesoría de los técnicos e investigadores en acuicultura del IDIAF se pueden establecer importantes proyectos en acuicultura en este cuerpo de agua.

 

Orígenes de las jaulas flotantes
El cultivo en jaulas fue iniciado por pescadores del sureste asiático para mantener vivos por cortos períodos de tiempo los peces que iban cosechando. El confinamiento intencional de peces en jaulas para incrementar su tamaño es una técnica que se utiliza desde principios de siglo. Hoy en día el cultivo en jaulas es practicado en muchas regiones del mundo, y es una industria que prospera en muchos lugares (FAO, 1987).