Ciencia España Madrid, España, Miércoles, 12 de diciembre de 2007 a las 14:46

Biodiésel más rápido y ecológico

El CSIC desarrolla un sistema que ahorraría un 60% de los gastos de gestión de una planta

IR/DICYT Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), liderado por la doctora en Ciencias Cristina Otero, ha desarrollado un proceso de obtención de biodiésel basado en un biocatalizador que reduce el proceso de 25 a siete horas y el coste energético del mismo, al tiempo que contamina menos que el sistema tradicional.

El nuevo proceso se basa en la catálisis enzimática para transformar la totalidad del aceite original y es aplicable a distintos aceites, como los de soja, borraja, oliva, girasol y sésamo. Además, al estar basado en un biocatalizador, no requiere la purificación posterior del biodiésel, como ocurre en los tratamientos tradicionales, debido a la ausencia de productos secundarios no deseados. De esta forma, se evitan los pasos que reducen el rendimiento del biodiésel y encarecen el proceso de producción, pues, tal y como afirman los expertos, las reacciones biocatalizadas se caracterizan por su selectividad, rapidez, sencillez y por el empleo de condiciones suaves.

Los resultados de este trabajo podrían aplicarse en un planta piloto con un ahorro, según la información recogida por DICYT, del 60% de los costes en las instalaciones. Tal y como señala Cristina Otero, "aunque la enzima utilizada en el proceso es cara, su precio se compensa con creces en un proceso a nivel industrial ya que, además, esta enzima se puede reutilizar porque su actividad apenas decae al completar varios ciclos de reacción".

Para la investigadora, que actualmente lleva a cabo sus estudios en el Instituto de Catálisis y Petroleoquímica del CSIC en Madrid, la importancia de este nuevo sistema radica en que "ha permitido obtener biodiésel con el 100% de rendimiento de los materiales y hemos reducido la toxicidad del proceso al sustituir el metanol por etanol". Por otro lado, Otero añade que "hemos realizado el proceso a 25 grados centígrados frente al tradicional proceso de altas temperaturas, con lo que se consigue un gran ahorro energético".

El biodiésel, un biocombustible sintético líquido que se obtiene a partir de aceites vegetales o de grasas animales, ofrece ventajas medioambientales, energéticas y económicas frente a los combustibles tradicionales, tal y como asegura la Comisión Nacional de la Energía, al tiempo que se considera imprescindible para luchar contra el cambio climático.