Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Martes, 23 de julio de 2013 a las 09:21

Buscan esclarecer la cepa de una mortífera bacteria

‘Clostridium difficile’ ha contagiado pacientes y causado la muerte cuatro personas en dos hospitales nacionales

UCR/DICYT El Laboratorio de Investigación en Bacteriología Anaerobia (LIBA) de la Facultad de Microbiología de la Universidad de Costa Rica (UCR) busca determinar a qué cepa pertenece la bacteria Clostridium difficile que ha contagiado pacientes y causado la muerte cuatro personas en dos hospitales nacionales. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) logró determinar en sus laboratorios, que no se trata de la cepa hipervirulenta denominada NAP-1, la cual causó la muerte a varios pacientes del Hos pital San Juan de Dios en el 2009.

 

A pesar de que pudo determinar que no se trata de esa cepa, la CCSS no tiene capacidad instalada para aislar la bacteria, cultivarla e identificar a cuál variante pertenece. Por eso envió el 17 y 21 de mayo al LIBA de la Facultad de Microbiología de la UCR, muestras obtenidas de los pacientes infectados para esclarecer la variante, ya que para ello se requieren los equipos especializados que solo tiene el Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET) de esta Universidad.

 

Según explicó la directora del LIBA e investigadora del CIET, M.Sc. Evelyn Rodríguez Cavallini, aunque la variante de la bacteria no sea la denominada NAP-1, cabe la posibilidad de que se trate de una variante que solo se ha descrito en nuestro país y que se denomina NAP-CR, la cual exhibe algunas características que la asemejan a la NAP-1.

 

Como explicó la investigadora, “a pesar de que la NAP-CR no es hipervirulenta e hiperproductora de toxinas, en animales de experimentación ha mostrado una respuesta inflamatoria muy agresiva y tasas de mortalidad similares a la NAP1. Su resistencia a los antibióticos es muy parecida a la NAP-1. Entonces podríamos tener una condición en Costa Rica muy particular, en donde no podemos tener tranquilidad al decir que no es NAP-1, porque no sabemos si es NAP-CR”.


Lento pero seguro


Determinar a qué cepas pertenecen los aislamientos tomará cerca de un mes y medio, ya que el cultivar e identificar la variante, así como obtener su huella genética toma tiempo.


Posteriormente los datos obtenidos serán enviados al Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá, donde los compararán con las bases de datos de todas las cepas de Clostridium difficileque poseen, para esclarecer a qué variante corresponde esa huella.


Rodríguez dijo que “ellos dirán si es una NAP-1, una NAP-4, una NAP-9 o una NAP-CR o cualquier otra clasificación”. Sin embargo, aclaró que la determinación de la cepa no es urgente en este momento para la CCSS, ya que los hospitales afectados ya activaron los procedimientos de alerta para contener la expansión de la bacteria.


Fines epidemiológicos


No obstante, la determinación de la cepa es muy importante para fines epidemiológicos. Según explicó la bacterióloga Rodríguez, “cada centro médico debería tener conocimiento de cuáles son la variantes que se reproducen ahí y a cuáles antibióticos son sensibles estas bacterias para hacer un uso más racional de los antibióticos y restringir ciertos antibióticos que podrían favorecer el desarrollo de estas variantes”.


Explicó que con un estudio epidemiológico más amplio, se podría saber, “si una variante está afectando solo uno de los servicios hospitalarios, si en determinado hospital se encuentran muchas variantes o solo una, si se puede relacionar una determinada variante con las características de los pacientes”. Esto permitiría tomar medidas más efectivas y mejor dirigidas.


Los estudios que se realizan en la UCR sobre la variante autóctona de Clostridium difficiledenominada NAP-CR son importantes para la comunidad científica mundial, ya que no estaba registrada en las bases de datos hasta que fue descubierta en Costa Rica.


Ahora se logró determinar, revisando aislamientos de bacterias que estaban congelados, que la NAP-CR estaba presente en nuestro país desde el 2004.


La M.Sc. Evelyn Rodríguez Cavallini y su grupo de trabajo han venido estudiando la bacteriaClostridium difficile desde el año 2004 y han realizado varias publicaciones científicas al respecto, entre ellas la que reportó la detección por primera vez en Latinoamérica de la variante hipervirulenta NAP-1: Aparición de Clostridium difficile NAP 1 en América Latina: “Emergence of Clostridium difficileNAP 1 in Latin America” en la revista “Journal of Clinical Microbiology”.