Ciencia Chile , Chile, Lunes, 24 de noviembre de 2014 a las 09:20

Buscan optimizar el proceso de recuperación del oro

El profesor del Departamento de Metalurgia de la Universidad, Cristián Vargas, traslada técnicas que se aplican a los tratamientos de metales pesados, a la producción de oro

USACH/DICYT La producción de oro en Chile ha aumentado en más de un 28 por ciento durante la última década, según datos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Es así como el 2013 se generaron 51,3 toneladas del mineral, ubicándose dentro de los 20 países con mayor producción a nivel mundial.

 

Una de las principales vías de recuperación de este metal es la hidrometalurgia. Este proceso permite obtener el oro por vía acuosa, donde se agregan reactivos (cianuro, tiourea o tiosulfato) que disuelven el mineral. Luego de ello, se realiza la etapa de purificación y concentración, donde el oro disuelto es recuperado a partir de la utilización del carbón activado, ya que el metal se adhiere a la superficie de este sólido.

 

Según explica el docente del Departamento de Metalurgia, y vicedecano de Investigación y Postgrado de la Facultad de Ingeniería, Cristian Vargas, el carbón activado es producido en base a diferentes materias primas, principalmente cáscaras o cuescos de frutas, y mediante diferentes procesos físico químicos adquiere alta capacidad de adherencia. No se trata de un carbón usual, sino partículas pequeñas que tienen la propiedad de adsorber iones de oro en un medio acuoso, purificarlos, concentrarlos y luego desorberlos.

 

La optimización de este proceso, así como plantear opciones a las sustancias peligrosas usadas en la actualidad, es lo que se propone el Dr. Vargas, a partir del proyecto Dicyt “Estudio de la modificación del carbón activado con aditivos surfactantes y su efecto en la adsorción de oro en medio ácido y alcalino”.

 

Cabe destacar que el concepto de “adsorber”, se entiende por la incorporación o adhesión de un gas, un líquido o una sustancia disuelta, a la superficie de un sólido; en tanto el de “desorber”, implica retirar un gas, un líquido o una sustancia disuelta, de una superficie en la que esté adherida.

 

Técnicas de extracción de metales pesados

 

El investigador explica que siempre es posible optimizar la cinética de adsorción de oro. Es así como la literatura da cuenta de diversas técnicas de modificación de las características físico químicas del carbón activado, que aumentan su capacidad de captura del mineral. Hasta ahora, estas técnicas han sido usadas sólo en tratamientos de afluentes para extraer metales pesados, “por eso, tomé esta idea y pretendo conocer qué pasa en el proceso productivo del oro”, señala el Dr. Vargas.

 

La propuesta es modificar dos tipos de carbón activado, buscando el desarrollo de mayor capacidad de adherencia, utilizando tres reactivos orgánicos denominados “surfactantes” y probándolos en medios acuosos distintos. “En la Facultad de Ingeniería se ha estudiado durante la última década el tiosulfato, con buenos resultados. Esta sustancia es un potente reemplazante del cianuro, ya que ambientalmente es más amigable”, señala el investigador.

 

Respecto de las proyecciones, el Dr. Vargas indica que se pretende capturar un 20 por ciento más de oro, de lo que se recupera en la actualidad. “Eso, para alguien puede ser menor, pero para la industria es tremendamente importante", remarca. La investigación comenzó en marzo de este año y se proyecta su término para 2017.