Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Martes, 04 de diciembre de 2012 a las 10:17

Cambio climático: reto y desafío del hombre

Centroamérica es una de las zonas más vulnerables al cambio climático

TEC/DICYT Sea por razones naturales, o por intervención del hombre, el cambio climático se percibe en el planeta desde hace varias décadas, convirtiéndose en un desafío para el hombre y en un reto para la humanidad. Afrontar este desafío y alcanzar un desarrollo sostenible implica proteger los recursos hídricos, luchar por la calidad de vida de los seres que conforman la tierra y proteger los ecosistemas productivos y la biodiversidad.

 

Dados los acontecimientos que enfrenta la humanidad en estos momentos difíciles países de diversas latitudes se han unido para decidir cómo confrontar el grave problema, a nivel de políticas mundiales, y crear una sola conciencia existencial, para por lo menos, mitigar las consecuencias del cambio climático global.

 

Para conocer de estas acciones a nivel mundial y otras a nivel nacional, Informatec realizó una entrevista al Dr. William Alpízar Z, director de Cambio Climático, del Ministerio de Ambiente, Energía, Minas y Telecomunicaciones (MINAET).

 

“Crear una conciencia mundial es uno de los objetivos subyacentes en el trabajo que muchos países desplegamos en el marco del Convenio de Cambio Climático. Hay barreras e intereses económicos que afectan dicho objetivo. Grandes países en desarrollo que actualmente emiten mucho o naciones petroleras ponen muchas trabas al proceso. Las políticas ambientales no deben quedar en el papel, ni en bellos discursos, deben asumirse hasta hacerse realidad”, enfatizó Alpízar.

 

Cambio climático: causas naturales o acción del hombre

 

Para Alpízar ambas razones se dan: siempre ha existido lo que se conoce como la Variabilidad Climática que tiene orígenes naturales, producto de la dinámica misma del clima o por impacto directo de la actividad volcánica o de los océanos comentó el experto. De igual manera, el efecto invernadero producto del intercambio energético entre la superficie y la atmósfera y su interrelación con los gases de efecto invernadero que existen de manera natural en proporciones ideales, es beneficioso para el planeta.

 

De hecho, es este efecto invernadero el que hace posible la vida tal y como la concebimos actualmente. Sin embargo, el desarrollo industrial incrementado a partir de la Revolución Industrial aparecida en Europa a principios del siglo 19, incrementó y sigue incrementando los aportes humanos de gases de efecto invernadero lo que ha roto el equilibrio ideal. Esto, igualmente ha incrementado el efecto invernadero ya que, al romperse el equilibrio atmosférico de GEI, en el intercambio energético es más la energía que se queda atrapada o en superficie y es menos la que se emite al espacio. De ahí, los problemas que hoy estamos enfrentando.

Ya se implementan las acciones correctas para que se detengan los volúmenes actuales de emisiones. Sin embargo, los efectos serán a muy largo plazo y tendrán que pasar muchas generaciones, pero es indispensable actuar ya, y que esa actuación, cobije a todos los países, independientemente de su aporte histórico y su nivel de desarrollo actual, indicó Alpízar.

 

De no tomarse las medidas correctas ya, -manifestó Alpízar- el panorama no es halagüeño. Los escenarios que corren, plantean incremento en los niveles oceánicos lo que implica que muchas áreas costeras, incluso en nuestro país desaparecerán, esto es, muchas importantes ciudades en el mundo, dejarán de existir lo que redundará en millones de refugiados climáticos que requerirán ayuda urgente, Y eso tendrá un enorme costo financiero para las naciones. De igual manera, desaparecerán países, islas que son muy vulnerables, por ejemplo Maldivas es un ejemplo muy real.

 

Consecuencias del cambio climático en Centroamérica

 

Basta con ver la prensa para darse cuenta que Centro América es una de las zonas más vulnerables al cambio climático. Esta vulnerabilidad se ha visto incrementada por el deterioro ambiental y los niveles de pobreza y las desigualdades sociales. La costa caribe ya está evidenciando impactos negativos producto de un cambio en las dinámicas del mar. Estos impactos se evidencian en un avance de la línea costera hacia el continente y en un aceleramiento en los procesos erosivos en las playas. También, los procesos de Niño y Niña se han acortado, cada vez son más frecuentes, generando episodios de sequía o grandes inundaciones. En el caso de CR, esto se evidencia en una disminución en los períodos de lluvia que afectan los embalses para la generación de energía. Actualmente, el Embalse Arenal está 4m por debajo de donde se estimaba iba a estar lo que generará faltantes de energía que deberá ser generada con fuentes fósiles.

 

Iniciativas importantes se desarrollan actualmente. Una de ellas en la que Costa Rica ha tenido y sigue teniendo un rol protagónico es la iniciativa “Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques” (REED). Por otro lado, en Durban el año pasado quedó establecido el Fondo Verde para el Clima que pretende generar facilidades financieras para financiar el costo de la adaptación a la mitigación en los países en desarrollo. También, se han creado algunas instancias para facilitar el desarrollo y transferencia de tecnología que apalanque un desarrollo bajo en emisiones resistente al cambio climático.

Acciones en Costa Rica para enfrentar el cambio climático

Alpízar expresó que han formulado una Estrategia Nacional de Cambio Climático que se fundamenta en seis ejes estratégicos: Mitigación, Adaptación, Métrica, Financiamiento, Creación de Capacidades, Concientización, Transferencia de Tecnología y más recientemente, hemos finalizado un proceso de más de 14 meses que ha generado un Plan de Acción para dicha estrategia a partir de un proceso constructivo de abajo hacia arriba.

 

De igual manera, se ha fortalecido la institucionalidad requerida creando la Dirección de Cambio Climático lo que ha facilitado la búsqueda de recursos a nivel internacional a través de la cooperación internacional que en este momento, es clave para la implementación de las acciones insertas dentro del Plan de Acción ya mencionado.

 

“También, hemos diseñado y estamos por implementar un mercado doméstico de compensaciones para coadyuvar en los esfuerzos de las organizaciones del sector público y privado hacia la C-Neutralidad. Hay nueve empresas que serán las primera en lograr el sello de C-Neutralidad con la norma nacional”, finalizó.