Ciencia Paraguay , Paraguay, Miércoles, 01 de junio de 2011 a las 10:48

Casi la totalidad de la población paraguaya presenta problemas bucales

Mal aliento, infecciones de encías, caries e incluso pérdida de los dientes, son algunos de las afecciones bucales más comunes

MSPYBS/DICYT La Ministra de Salud Pública, Esperanza Martínez afirma que el 98 por ciento de la población padece de problemas bucales, en su mayoría por caries. La representante sanitaria revela que existe un alto porcentaje de niños de entre 13 y 14 años que llegan a esa edad sin piezas dentarias, “esto demuestra la influencia que tiene la salud bucal en la autoestima de las personas”, adujo. “El abordaje de la atención de salud es una tarea que tenemos que hacerla entre todos. Uniendo esfuerzos y voluntades empezamos a implementar la asistencia en el ámbito de salud bucal”, refiere Martínez.


Mal aliento, infecciones de encías, caries e incluso pérdida de los dientes, son algunos de las afecciones bucales más comunes. Para prevenir estos males, la cartera sanitaria recomienda la higiene bucal. Esta debe realizar desde el nacimiento, aconsejan los expertos odontólogos. En principio con gasitas a través de suaves masajes. Cuando el niño o la niña van adquiriendo sus primeros dientes, la limpieza se lleva a cabo con un pequeño cepillo dedal. “No importa que no existan dientes, la protección de las encías es indispensable para el buen brote de las piezas dentales”, exponen.


La caries es la afectación progresiva de un diente que comienza con la desaparición del esmalte (funda que lo recubre) dejándolo totalmente desprotegido y al alcance de los gérmenes que habitualmente residen en la boca.


Pueden desarrollarse por diversos factores, entre ellos y la principal es la mala higiene dental, seguido de los malos hábitos dietéticos, como el consumo masivo de alimentos cariogénicos, que son los que contienen gran cantidad de azúcar y son ricos en carbohidratos (dulces, golosina y caramelos en general). Los azúcares son transformados por las bacterias en ácidos que corroen el diente y lo destruyen.


Cuando aparece la caries en el diente, al principio aparecen pequeñas manchas oscuras y luego negras que terminan por formar cavidades. Si no se trata a tiempo la cavidad perfora el diente extendiéndose la destrucción a su alrededor provocando dolor, y si es el diente de leche es el afectado, podría propagarse la caries al diente definitivo que aún se encuentra escondido.


Las caries recientes no suelen verse a simple vista y precisan de un especialista para ser descubiertas.
Para lograr un buen estado bucal recomiendan efectuar el cepillado dental diariamente, después de cada comida y fundamentalmente en la noche, antes de acostarse. Práctica que debe efectuarse a partir de los 2 años de vida. Inicialmente debe estimularse la imitación del cepillado sin pasta por las noches, para esto es indispensable la labor de los padres, quienes desarrollarán la destreza en sus hijos para lograr cumplir este hábito higiénico. Este aspecto condicionará la higiene bucal de sus hijos por el resto de su vida.


Actualmente, y gracias a los tratamientos modernos, se pueden salvar muchos dientes con caries graves sin necesidad de extraerlos; otras veces se precisa de la extracción de la pieza.