Ciencia España , Castilla y León, Martes, 15 de enero de 2013 a las 16:06

Castilla y León encabeza el ranking nacional de donaciones de órganos

Se trata también de la comunidad autónoma que más ha crecido su tasa respecto al pasado año

CGP/DICYT Castilla y León encabeza por primera vez, con 51’1 donantes por millón de habitantes, el ranking nacional de donaciones de órganos. Se trata de la comunidad autónoma que más ha crecido, con un aumento cercano a los 10 puntos en su tasa de donación respecto al año anterior. Cantabria (con 45’5), Asturias (con 44’6), País Vasco (con 40’6) y La Rioja (con 40’2) superan asimismo los 40 donantes por millón de habitantes.

 

Junto con Castilla y León, el número de donantes también aumenta en Baleares, Comunidad Valenciana, Galicia y Madrid, que mejoran sus tasas de donación.

 

En cuanto al número total de trasplantes efectuados, Castilla y León, Baleares y Comunidad Valenciana son, por este orden, las autonomías donde más crecen. Aunque en menor proporción, también aumentan en Madrid, Andalucía y Galicia.

 

España sigue siendo líder mundial desde hace 21 años de forma ininterrumpida, registró el pasado año una tasa de 34’8 donantes por millón de población, con 1.643 donantes de órganos y un total de 4.221 trasplantes. Así lo ha asegurado la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, durante la presentación en rueda de prensa del balance de la actividad de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) en 2012.

 

Uno de los datos más relevantes es que donación en asistolia registra un aumento cercano al 40 por ciento, con un total de 161 donantes, (frente a los 117 registrados en 2011) y se confirma como la principal vía de expansión de la donación procedente de personas fallecidas. Representa ya el 10 por ciento de todos los donantes y en la Comunidad de Madrid alcanza el 40 por ciento. El año pasado, 17 hospitales españoles, de 9 comunidades autónomas, participaron ya en este tipo de donación.

 

Este incremento ha compensado el descenso paulatino que se viene registrando desde hace algunos años en el número de donantes fallecidos en muerte cerebral, una tendencia que se observa en todos los países occidentales, como consecuencia de la mayor seguridad vial y el mejor tratamiento y prevención de los accidentes cerebrovasculares. Precisamente, para tratar de contrarrestar este fenómeno, la ONT puso en marcha hace dos años un programa para fomentar la donación en asistolia, que está empezando a dar buenos resultados.

 

La donación renal de vivo también experimenta un importante crecimiento (del 16 por ciento) y alcanza máximos históricos con un total de 361 trasplantes (frente a los 312 registrados el año anterior). Del total de trasplantes realizados bajo esta modalidad, 16 han formado parte del programa de trasplante renal cruzado.

 

El trasplante renal de donante vivo ya representa el 14’2 por ciento del total de los trasplantes renales efectuados en nuestro país, muy cerca del objetivo del 15 por ciento marcado por la ONT.