Ciencia Costa Rica , San José, Viernes, 06 de noviembre de 2009 a las 17:35

Científicos costarricenses presentan una variedad de frijol más resistente a cambios climáticos

La variedad desarrollada iene gran potencial de rendimiento y tolerancia a la sequía y a los principales patógenos

CGP-UCR/OEI-AECID/DICYT Científicos de la Universidad de Costa Rica (UCR) se han unido a otras instituciones para el desarrollo de una nueva variedad de frijol rojo con gran potencial de rendimiento y tolerancia a la sequía y a los principales patógenos. Bajo la denominación Diquís, que significa “Río grande” en la lengua Térraba, fue evaluada en las localidades más representativas para la producción comercial de frijol en el país, ubicadas en la zona Brunca, específicamente en Upala, Los Chiles y Alajuela. 

 

Tanto los expertos de la Universidad de Costa Rica como del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica recomiendan su cultivo. Rodolfo Araya Villalobos, investigador de la UCR, ha apuntado que la principal ventaja de Diquís es que su grano no decolora en la primer época de siembra que inicia en mayo, uno de los meses más lluviosos del año.

 

Esta nueva variedad fue introducida a Costa Rica en el año 2003, procedente del Programa de Frijol del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), a cargo del doctor Steve Beebe. Se cultivó en un vivero de líneas rojas con fuerte resistencia a la sequía, tolerancia a bajo fósforo y una buena capacidad de llenar grano. Según Araya, la variedad se evaluó experimentalmente en pequeñas parcelas de la Estación Experimental Fabio Baudrit Morero de la UCR y luego en viveros a nivel nacional, de donde se extrajeron los mejores materiales.

 

El estudio concluyó con pruebas a nivel comercial. “Diquís superó la actual variedad comercial roja Cabécar, de mejor precio por su color de grano, pero que decolora en ambientes lluviosos”, explicó el investigador. Asimismo, precisó que el tamaño, el sabor y el tiempo que tarda en cultivarse es igual al de las otras variedades, entre unos 60 y 70 días, aunque también depende de las condiciones climáticas.

 

Mejora genética participativa


Los productores de frijol hicieron contacto con la nueva variedad de frijol desde su etapa experimental, ya que junto con los fitomejoradores seleccionaron los materiales más promisorios. La mejora genética participativa incluye a los agricultores desde su inicio; así cuando observan un material bueno lo incrementan. Rodolfo Araya comentó que en Pejibaye de Pérez Zeledón se tienen dos parcelas de producción de semilla en fincas de agricultores que se sembraron con la semilla genética que produce el Programa de Leguminosas de la Estación Experimental, e incluso hay varios de ellos que ya la siembran en forma comercial.

 

Los frijoles representan parte importante en la dieta de los costarricenses, por lo que el Diquís viene a dar un mayor respaldo a las personas que se dedican a cultivar este grano resistente a la sequía y algunas plagas que suelen afectarlo.


Proyecto internacional


La liberación de esta nueva variedad denominada está a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), pero fue un trabajo conjunto entre el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA), el Programa de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria en Frijol (Pitta Frijol), la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Centro Internacional Agropecuario de Agricultura Tropical (CIAT), También formaron parte del proyecto el Fondo de Desarrollo Noruego, el Programa Colaborativo de Fitomejoramiento Participativo en Mesoamérica (PPB-MA), el Centro para la Investigación, la Promoción y el Desarrollo Rural y Social (CIPRES), Las Segovias de España (ACSUR) y la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (FITTACORI).