Ciencia Argentina , Córdoba, Viernes, 30 de septiembre de 2016 a las 15:57

Científicos de Córdoba desarrollan biosensor para diagnosticar la artritis reumatoide

Se trata de una tecnología más rápida, simple, económica y sensible que el método convencional. Y podría aplicarse también a la detección de otras enfermedades

AGENCIA CYTA-INSTITUTO LELOIR/DICYT Una novedosa tecnología para realizar diagnósticos clínicos de un modo más económico, rápido y con mucha mayor sensibilidad fue desarrollada por científicos cordobeses. El método fue probado en forma exitosa en muestras de pacientes con artritis reumatoide, pero los investigadores creen que también podría servir para detectar en forma temprana otras enfermedades, como diferentes tipos de cáncer (mama, próstata, colon) o infartos agudos de miocardio.

 

“El siguiente paso sería la vinculación con alguna empresa o laboratorios de análisis clínicos para diseñar y fabricar kits que puedan ser transferidos al sector médico”, indicó a la Agencia CyTA-Leloir, el doctor Eduardo Coronado, director del grupo de BioNanoPlasmónica del Instituto de Investigaciones en Fisicoquímica de Córdoba (INFIQC), dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

 

La tecnología, denominada IDILA, consiste en un biosensor óptico que emplea moléculas, como la vitamina B7 y anticuerpos específicos, y nanoesferas de plata cuyo diámetro equivale a 60 millonésimas de milímetro. Al entrar en contacto en muestras de sangre con antígenos de interés, produce un efecto óptico que puede ser visualizado y cuantificado en pantallas de equipos sencillos (espectrofotómetros).

 

Según se describe en la revista “Nanoscale”, los científicos de Córdoba demostraron que la tecnología permitió detectar varias citoquinas: un tipo de proteínas que desempeñan un papel importante en la activación exagerada del sistema inmune que caracteriza a la artritis reumatoide.

 

No sólo eso. En comparación con la técnica ELISA, que es la más utilizada para la cuantificación de antígenos en los laboratorios clínicos, la novedosa técnica de los científicos de Córdoba fue entre 80 y 160 veces más sensible, 5 veces más económica y arrojó resultados en el lapso de dos horas, tres menos que lo habitual.

 

El método “es factible de ser implementado en análisis clínicos en laboratorios bioquímicos sin necesidad de utilizar equipos complejos. El sistema es robusto, fácil de aplicar y no necesita ningún tipo de entrenamiento complejo para aplicarlo”, puntualizó Coronado, quien también es profesor del Departamento de Fisicoquímica de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC.

 

En función de la vinculación con empresas o laboratorios de análisis clínicos, los científicos creen que se podrían desarrollar kits basados en este enfoque para la detección precoz de la artritis reumatoidea, una enfermedad reumática crónica de causa desconocida que en Argentina podría afectar a 400.000 hombres y mujeres.

 

Pero Coronado añadió que IDILA podría servir también para diagnosticar en forma más temprana y eficaz otras patologías, como diferentes tipos de cáncer, enfermedades autoinmunes o diferentes marcadores típicos de los infartos agudos de miocardio, que a veces no se detectan por los análisis bioquímicos tradicionales. “Habría que realizar estudios para cada enfermedad a fin de comprobar su eficacia y transferir su uso al ámbito médico”, puntualizó.

 

Asimismo, los científicos están desarrollando estudios para corroborar la aplicabilidad de esa técnica para la detección, en alimentos, de una proteína del gluten, cuya intolerancia desencadena los síntomas de la enfermedad celíaca.

 

En el trabajo también participaron los doctores Juan Carlos Fraire, del grupo de Coronado, y el doctor Ruben Motrich, del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI), dependiente de la UNC y del CONICET.