Ciencia Paraguay , Paraguay, Jueves, 28 de julio de 2011 a las 15:22

Científicos paraguayos y extranjeros realizan una expedición para explorar las cavernas de Vallemí

La expedición tiene como misión el reconocimiento científico, ambiental y turístico de los sitios conocidos como Tres Cerros y Santa Caverna

SEAM/DICYT Una delegación compuesta por al menos 45 expertos y académicos paraguayos y extranjeros partirá este miércoles 27 de julio rumbo a Concepción para emprender la segunda expedición científica con el objetivo de estudiar las cavernas ubicadas en el distrito de San Lázaro. La expedición tiene como misión el reconocimiento científico, ambiental y turístico de los sitios conocidos como Tres Cerros y Santa Caverna, y es organizada conjuntamente por la Secretaría del Ambiente (SEAM), la Federación Paraguaya de Espeleología (FEPAE), la Federación Espeleología de América Latina y del Caribe (FEALC) y la Fundación Cavernas Paraguay.

 

Tendrá el acompañamiento de expertos internacionales, representantes de federaciones de espeleología (estudio de las cavernas) iberoamericanas de Cuba, Puerto Rico, Argentina y Honduras, y profesores y alumnos las facultades de Ciencias Exactas y Naturales (FACEN) y Veterinaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

 

La SEAM apoya la iniciativa con el objeto de compartir las experiencias con los especialistas y obtener información sobre métodos, alcances, potencialidades y gestiones necesarias para un correcto uso de los recursos naturales que poseen los paisajes subterráneos.

 

El programa de actividades incluye la conformación de diferentes grupos científicos como por ejemplo: protección del ambiente y espeleoturismo, exploraciones en la zona (mas de 65Km2), geología, espeleo-socorro.

 

Según la FEPAE, en Paraguay hay alrededor de 100 a 120 cavernas, aunque hasta el momento no hay un inventario completo.

 

Las cavernas ubicadas en el norte del país están formadas por roca caliza, resultado de la acumulación de sedimentos, huesos y conchas de animales marinos de todo tipo -desde los microscópicos, corales y grandes peces y mamíferos marinos- en el fondo de los mares llanos, en su proceso de formación. Estos depósitos fueron compactándose poco a poco a través de millones de años. La roca caliza está compuesta del mineral calcita.

 

Por su relativa estabilidad climática a través de miles de años, las cavernas constituyen un laboratorio natural con un gran depósito de información valiosa para las ciencias naturales, tales como química, geología, paleosismología, hidrología y muchas otras.

 

En muchas cavernas a través del mundo se ha encontrado gran cantidad de material arqueológico y paleontológico, como huesos del Australopithecus robustus, antecesor primitivo del Homo sapiens y del Homo erectus, antecesor inmediato del Homo sapiens.

 

También se han hallado muestras de arte rupestre, así como herramientas, armas y toda una serie de cosas que fabricaban los usuarios de estas.

 

En Paraguay no se ha encontrado aun material arqueológico ya que se necesita de voluntarios que comiencen a trabajar con la fundación para obtener mayores datos en esta área que se considera la menos trabajada a nivel local.

 

En paleontología, la ciencia que estudia los seres orgánicos cuyos restos o vestigios se encuentran en fósiles, es en las cavernas donde mejor se conservan los restos de especies. Los fósiles ayudan a reconstruir la fauna que existía en nuestro país (ejemplo: grandes mamíferos terrestres que se extinguieron) y ayuda a entender los cambios que se han dado a través del tiempo y las posibles razones para las extinciones.

 

En el 2008 se realizó por primera vez en Paraguay la expedición con el propósito de identificar y registrar las cavernas para los diferentes usos, turismo y aventura. Jorge Antonio Yanes, espeleólogo de Honduras y miembro de la Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe (FEALC), indicó que es la segunda vez que viene al país con el mismo propósito.

 

Señaló que se dedica hace 12 años a esta actividad. Explicó que en Honduras hay bastantes avances con respecto a la espeleología ya que se han acondicionado varias cavernas para el turismo. “Todas las cavernas son diferentes unas de otra, tienen un valor invaluable por la flora y la fauna que guardan” indicó. Al origen o la formación de las cavernas, los estudiosos le llaman espeleogénesis.