Ciencia Perú , Perú, Lunes, 03 de junio de 2013 a las 12:39

Construcciones que sobreviven al fuego

Los incendios urbanos son la segunda emergencia que más se reporta a nivel nacional en Perú

PUCP/DICYT Los incendios urbanos son la segunda emergencia que más se reporta a nivel nacional. Sin embargo, hay casos que se pueden prevenir o que permiten que la ayuda llegue lo más pronto posible. Wilson Silva, Jefe del Área de estructuras y profesor del Departamento de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), explica cómo una estructura puede salvar vidas. Según cifras de INDECI, durante el 2012, se dieron 1327 incendios, de los cuales Lima es la región que ha sufrido más de estos desastres contando 202 casos.


Un incendio puede suceder en cualquier lugar y por diversas circunstancias, por lo que saber el comportamiento de una estructura, cuánto tiempo va a resistir en pie, si emana gases tóxicos y si permite que la ayuda llegue pronto, son datos que permitirán que menos personas pierdan la vida.


La mayoría de los edificios están hechos de concreto armado y acero, el ingeniero explica que este es el material masivo más utilizado, por lo que, el estudiar su comportamiento ante diversos fenómenos, en este caso un incendio, es de suma importancia.


Riesgo predecible


Para saber la resistencia y cuán vulnerables son diversas estructuras, es necesario tener en cuenta los materiales que fueron utilizados en su construcción y si se utilizó el correcto recubrimiento de los elementos estructurales, el ingeniero Silva, lo explica que esto es “como la piel que protege los huesos”.


La exposición prolongada al fuego hace que las propiedades de los componentes de los que están hechos los edificios se modifiquen y que la adherencia, entre el concreto y el acero, se altere actuando de manera diferente a lo que en un principio se había pensado. En el caso de la estructura, el recubrimiento de la armadura (cantidad de acero que tiene), ayudará a que el calor no llegue al acero ya que, cuando esto sucede, se deforma y juega un papel fundamental en su resistencia ante diversas eventualidades.


Aunque el concreto armado tiene una buena resistencia a las altas temperaturas y no emane gases tóxicos, el ingeniero explica que la otra arista del problema radica en la planificación de las construcciones. “No se planifican bien los edificios. Si estuvieran bien proyectados, tendrían una cantidad de agua almacenada intangible contraincendios, cuidado de las instalaciones eléctricas, sanitarias y electromecánicas, para que den su adecuado comportamiento”.


Buscando seguridad


El Ing. Silva, da una fórmula, la vulnerabilidad de la estructura (materiales) multiplicado por el riesgo (mala planificación) nos va a dar como resultado el riesgo al que estaremos sujetos. “Se hacen edificios que no tienen el retiro suficiente de la avenida y las municipalidades deben controlar el crecimiento urbano antes de dar la licencia de construcción. Si no tiene suficiente accesibilidad, complica la llegada de los bomberos”, menciona el Ing. Silva.


Actualmente, los edificios se construyen para aprovechar todo el espacio posible, lo cual puede conllevar a una complicación de las vías. Otro tema recurrente es que los edificios deben tener la resistencia y rigidez lateral que no genere deformaciones excesivas, “esto dentro de los límites permisibles, ya que se puede dar un choque con las edificaciones vecinas dañando seriamente un edificio o los dos”, agrega el especialista en estructuras.


La ingeniería estructural se encarga no solo de que pueda salvar vidas sino que ahora tienen más exigencias, el Ing. Silva nos comenta que también deben saber el nivel de desempeño o comportamiento que puede tener la estructura ante un evento y que además sigan operativas, como hospitales, colegios, centrales de bomberos o de telefonía.


Por eso, es importante que los usuarios conozcan cómo es que se desarrolló la construcción y si contó con todo el apoyo técnico del caso. “En el país se da el fenómeno de la autoconstrucción en la que se construye sin asistencia técnica y de la peor manera, esas son edificaciones condenadas a tener un mal comportamiento ante eventualidades, son precarias desde su concepción”, agrega el especialista en estructuras.