Ciencia Paraguay , Paraguay, Miércoles, 16 de mayo de 2012 a las 10:38

Construyen una agenda común de la Vida Silvestre en Paraguay

En ella participan el Ministerio, autoridades de la Asociación de Ornitófilos, comerciantes, veterinarios, investigadores, representantes de la Cámara de Diputados y de la sociedad civil

SEAM/DICYT Con el objetivo de unir a los diferentes sectores involucrados en lo que respecta a la Vida Silvestre, se llevó a cabo la reunión para la construcción de una agenda común para seguir avanzando en el proceso de la Reglamentación de la Ley 96/92 Vida Silvestre y analizar el anteproyecto de Ley de Protección Animal que se encuentra en la Cámara de Diputados.

 

El Ministro de la Secretaría del Ambiente (SEAM), Oscar Rivas, y directivos de la institución se reunieron con autoridades de la Asociación de Ornitófilos del Paraguay, Comerciantes de Vida Silvestre, Veterinarios, investigadores, representantes de la Cámara de Diputados y de la sociedad civil.

 

Durante el encuentro se propuso discutir y definir los conceptos y las atribuciones que tiene la Ley 294/93 de Evaluación de Impacto Ambiental. “Si no se manejan conceptos técnicos se debilita el conocimiento”, señaló el Ministro Rivas, destacando la importancia de lograr un consenso que logre el respeto al espíritu de la ley con interpretaciones claras, limitando la aplicación según la intencionalidad de ciertos sectores. “Por ello la incorporación es fundamental, que la gente se una a debatir”, resaltó ante la diversidad de organismos presentes.

 

Por su parte, la Directora General de Biodiversidad, Isabel Basualdo, recalcó la importancia de tener criterios claros para el manejo de la vida silvestre, tanto para la flora como la fauna, para conocer la viabilidad de la población.

 

Por otro lado, se trataron los puntos que el Consejo Nacional del Ambiente (CONAM) pidió que se revisen o incluyan al borrador de Ley sobre Vida Silvestre. Entre ellos, se solicitó una consulta con los pueblos indígenas y se trató la metodología a aplicar para continuar con el proceso de reglamentación.

 

Finalmente, se tocaron puntos sobre la reincorporación del Paraguay a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), tras cinco años de pausa ecológica.