Ciencia México , México, Jueves, 21 de julio de 2016 a las 14:37

Control biológico contra una plaga del café

Experimentos de la Universidad Autónoma de Nayarit

CONACYT/DICYT El doctor Octavio Jhonathan Cambero Campos, especialista en parasitología agrícola para el control biológico de plagas, de la Unidad Académica de Agricultura de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), explicó que la plaga de la broca del café ha disminuido la producción del grano, por lo que cafeticultores han establecido convenios con esta unidad para generar Beauveria bassiana, un hongo entomopatógeno que puede atacar la plaga, pero solicitan cepas nativas.

 

“En el año 2000, el laboratorio de parasitología agrícola de la UAN brindaba servicio de producción de este hongo entomopatógeno, Beauveria bassiana, para el control de la broca en el estado, pero decayó el programa y actualmente tiene problemas por broca, así que retomamos la producción pero ahora investigamos e hicimos pruebas de laboratorio con doce cepas, y una, con características nativas, resultó ser más eficiente”, dijo a la Agencia Informativa Conacyt.

 

La Beauveria bassiana es un hongo entomopatógeno conocido mundialmente, dijo, para controlar plagas como chapulines, hormigas, barrenadores, entre otras, y en el caso local, la cepa en uso fue aislada de las zonas cafetaleras para evitar la compra de marcas comerciales, traídas de otros sitios, que finalmente hubieran podido alterar el entorno.

 

Según cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Nayarit ha reducido su producción cafetalera, al igual que los otros estados cafetaleros, entre el 2014 y 2015 pasó de más de 24 mil toneladas, a 17 mil; esto atribuido a enfermedades, plagas y efectos climáticos.

 

Los cafeticultores de sitios como Cuarenteño, La Yerba, Huaynamota y Presidio de los Reyes, según el investigador, buscaron recientemente en la universidad, asesoría para tener diagnósticos certeros y soluciones en sus cultivos, donde se detectaron enfermedades como roya, producida por el hongo Hemileia vastatrix, y plagas como ácaros, broca (Hypothenemus hampei Ferrari), entre otros.

 

“Parte de la investigación y asesoría tuvo que ver con que desconocían a ciencia cierta qué tenían en las 300 hectáreas de cafetales, pero se hizo un diagnóstico para las enfermedades y plagas, y encontramos roya, ácaros, barrenador de tallo, broca, escamas, enfermedades radiculares en flores”, reveló.

 

Ante esta situación, expuso Cambero Campos, en el laboratorio se obtienen las cepas nativas de Beauveria bassiana, hallado en los suelos de los cafetales en estudio; este hongo es capaz de parasitar distintos insectos, con la enfermedad conocida como blanca de la muscardina, provocando su muerte.

 

Las cepas ya extraídas se aplican a un vehículo, que en este caso es arroz cocido y secado con el hongo, que es triturado hasta convertirlo en un polvo blanco que se diluye en agua para rociarlo sobre las plantas y funcionar como insecticida natural.

 

“Lo novedoso es que ya no se hacen aplicaciones de insecticida para el control de broca, esto es biológico, no contamina, es eficiente para el control de broca, y no tiene problemas de intoxicaciones, ni afecta la fauna benéfica o nativa del lugar”, determinó el investigador.

 

Café nayarita en taza

 

Por su parte, el director de la Academia Mexicana del Café, Jaime Eduardo Rentería Ayala, señaló que este tipo de investigaciones y aplicación de controles biológicos para enfermedades y plagas del café es positivo, ya que permite mejor y más rendimiento en cultivos sin afectar el ambiente.

 

“Lo vemos muy positivo, entendiendo que en la producción tenemos que empezar a voltear a ver todo este tema de la autosustentabilidad y biodinamismo, que ya se están aplicando en las fincas; se están desarrollando fertilizantes naturales para mejorar la producción, esto pues con la finalidad de evitar el uso de contaminantes con fertilizantes o químicos”, indicó.

 

Reconoció el efecto nocivo de los compuestos o fórmulas químicas; sin embargo, dijo que no existen estudios que revelen que el uso de químicos pueda afectar o determinar el sabor de un café en taza.

“No hay datos o algún estudio que de alguna manera nos revele esa parte, hoy en día, ese tipo de cafés, cultivados con esos productos, se usan para la producción en masa, en volumen, como cafés de bajas calidades para la descafeinización”, apuntó.

 

Respecto a la taza de café nayarita, el barista afirmó que este obtuvo recientemente el cuarto lugar en un concurso nacional, y resaltó características como la acidez, que obtiene por ser cultivado en zonas de hasta 900 metros sobre el nivel del mar, con notas mayormente dulces, como caramelo, cajeta, galletas y miel.

 

Contó que una variedad de café de la comunidad de Cuarenteño, del municipio de Xalisco, fue identificada en un laboratorio móvil por el importador de cafés, el estadounidense James Kosalos, es la que se distribuye en la Casa Blanca y han tomado presidentes como George Bush y Barack Obama.

 

“El importador de organizaciones cafetaleras, como Grupo Terruño Nayarit, identificó un café de Cuarenteño, en el muncipio de Xalisco, que tiene una altura de 900 metros sobre el nivel del mar, probó ese café y lo distribuye en la Casa Blanca”, afirmó.

 

Este ha sido un tema desde 1994 que ha motivado la creación de organizaciones como Grupo Terruño Nayarit, que es quien financia proyectos de investigación sobre control biológico para plagas, además de organizar a productores para la mejor comercialización del grano.

 

Así, Rentería Ayala indicó que su organización, además de formar a baristas especializados en la preparación de café, ofrece asesoría a cafeticultores respecto a nutrición de suelos para que las plantas sean más resistentes a plagas y enfermedades, así como a la cosecha selectiva de granos y otros temas para mejorar la calidad de la cosecha.

 

Señaló que particularmente en México, las investigaciones sobre café están encaminadas a la sanidad vegetal, pero respecto a cuestiones como café y la salud, los efectos, características y otras, únicamente se realizan en Colombia y Costa Rica, por lo que no hay información particular sobre el café nacional.

 

Finalmente, el barista dijo que es necesario repuntar acciones para combatir enfermedades como la roya y plagas, como la broca del café, que son los principales factores para la merma de la producción del grano en el país.

 

El café en México

 

Según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en el 2015 el principal productor de café fue Chiapas, con más de 833 mil toneladas, seguido por Veracruz con 276 mil toneladas; Puebla produjo 171 mil toneladas, Oaxaca, 82 mil, Guerrero, 45 mil, Hidalgo, 31 mil, Nayarit, 17 mil y San Luis Potosí, 10 mil toneladas.

 

Son 16 los estados productores de café en nuestro país, y en total se produjo, en 2015, un millón 20 mil 251 toneladas de café en cereza, con un valor estimado de cinco millones 340 mil 761 pesos.

 

Estas cifras revelan disminución de producción, ya que en el 2014, se produjeron en el país un millón 166 mil 25 toneladas de café en cereza, con un valor de cinco millones 593 mil 948 pesos.

 

En 2010, la producción fue de un millón 332 mil 263 toneladas, con un valor total de la producción de cinco millones 727 mil 519 pesos.