Science Mexico , Distrito Federal, Friday, December 12 of 2008, 12:11
La información podría ayudar a empresarios y funcionarios gubernamentales a mejorar su toma de decisiones

Crea CIDE banco para resguardar bases de datos en ciencias sociales

De forma gratuita ofrece más de 4 mil bases de datos sobre derecho, administración pública, ciencia política y otras ciencias sociales

Conacyt/DICYT Preservar las bases de datos generadas por instituciones públicas y privadas sobre ciencias sociales y fomentar la investigación aplicada en este campo son los objetivos del BIIACS (Banco de Información para la Investigación Aplicada en Ciencias Sociales), creado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
 

“Debido a los avances tecnológicos, mucha de la información que actualmente tenemos en medios magnéticos va a ser obsoleta o incluso destruida en los próximos 10 o 15 años. Por ello, con el BIIACS buscamos preservar las bases de datos de instituciones públicas o privadas y de investigadores que realizan estudios en ciencias sociales, para seguir haciendo análisis e investigación con esos datos”, afirma el doctor José Ramón Gil-García, coordinador del proyecto.
 

De acuerdo con el investigador, otro propósito fundamental del banco es difundir la información contenida en estas bases entre empresarios, funcionarios públicos y analistas, pues en México, como en muchos países de América Latina, se tiene un acceso limitado a este tipo de información.
 

“La idea es que el BIIACS se convierta en un repositorio de información para investigadores, analistas, empresarios y funcionarios. Esperamos que la información vaya más allá de la academia, pues no creemos que los académicos sean los únicos que hacen investigación aplicada; empresarios y funcionarios públicos también requieren esta información.”
 

“Quizá haya una empresa de seguridad que necesite saber más sobre las estadísticas de victimización en la zona metropolitana del Distrito Federal; de forma similar, dependencias públicas podrían necesitar datos que los orienten para tomar mejores decisiones que permitan resolver problemáticas sociales en educación o salud”.
 

El BIIACS, que comenzó a operar en mayo, posee actualmente cerca de 4 mil bases de datos sobre derecho, administración pública, ciencia política y otras ciencias sociales. Entre ellas, destacan los estudios de opinión pública realizados por la Presidencia de la República durante las administraciones de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, “y ya estamos por terminar [de ingresar al banco] los de Vicente Fox”.
 

También hay información de proyectos del CIDE, Transparencia Mexicana y de empresas de consultoría como Ulises Beltrán y Asociados y Berumen.
 

Todas las bases de datos que integran el archivo del BIIACS se obtienen mediante la donación de las instituciones propietarias, las cuales conservan los derechos de autoría sobre el material, pues el Banco sólo tiene pide una licencia no exclusiva para poner a disposición de sus usuarios las bases de datos en forma gratuita.
 

El BIIACS, según explica el académico, no sólo contiene información cuantitativa, también la hay cualitativa, como entrevistas, aunque este tipo de archivos son minoría aún.
 

Para hacer uso del BIIACS, debe registrarse en la página http://biiacs.cide.edu/, lo que le dará acceso no sólo al acervo de bases de datos, sino también a los libros de códigos necesarios para interpretarlas, así como a un resumen de cada unos de los archivos para tener el contexto en que se recopiló la información y con que objetivo.
 

Las bases de datos del BIIACS pueden descargarse en los formatos SPSS y como archivos de texto, éste último es compatible con cualquier software.
 

Nodo de información

 

Por ahora, afirma Ramón Gil-García, el BIIACS sólo concentra bases de datos sobre México, sin embargo no se descarta abrirse a otros países de América Latina o del mundo.
 

“Aunque muy probablemente el enfoque siga siendo más hacia México y América Latina, en el corto plazo, para después convertirnos, quizá, en el nodo de una red mucho más amplia de bancos de información a nivel mundial.”
 

Como un primer paso hacia esa red mundial de bancos de información, el CIDE ha firmado un convenio general de colaboración con el Roper Center for Public Opinion Research de la Universidad de Connecticut, documento que permitirá en un futuro cercano intercambiar bases de datos entre “su Latin American Data Bank y el BIIACS”.