Ciencia España , Valladolid, Viernes, 06 de junio de 2008 a las 16:54

Deimos Imaging inaugura en Boecillo la Estación de Seguimiento y Control del Deimos-1

Conocer el estado de las cosechas, controlar los recursos hídricos o comprobar los niveles de contaminación serán algunas de las aplicaciones

YG/DICYT La empresa Deimos Imaging ha inaugurado hoy en el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid) la Estación de Seguimiento y Control del Satélite de Observación de la Tierra Deimos-1. Desde estas instalaciones se controlará el Deimos 1 y se recibirán y procesarán las imágenes que suministre el satélite, que actualmente se está construyendo en Surrey (Inglaterra), y que será lanzado al espacio el próximo mes de diciembre. Conocer el estado de las cosechas, controlar los recursos hídricos, comprobar los niveles de contaminación, inundaciones o incendios forestales serán algunas de las aplicaciones de este satélite, el primero de observación de la Tierra desarrollado por una compañía europea.

 

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el presidente de la empresa, Francisco Javier Martínez de Irujo, y su director general, el astronauta Pedro Duque, han asistido al acto de inauguración de la nueva Estación, que está formada por una antena de cinco metros y medio de diámetro, un centro de control del satélite desde donde se operará y controlará su estado y un centro de procesamiento y almacenamiento de datos.

 

En palabras de Pedro Duque, la puesta en marcha de este satélite “redundará en una mejora de la eficiencia”, en sectores como el de la Agricultura, ya que permitirá, entre otras cosas, “reducir el consumo de agua, la mano de obra o la cantidad de contaminantes que los abonos introducen en el subsuelo”. Duque ha anunciado que el satélite, que se construye en colaboración con la empresa Surrey Satellite Technology Limited (SSTL), ya está “totalmente fabricado” y está previsto que se lance el próximo mes de diciembre desde un cohete ruso. El Deimos-1 formará parte del grupo orbital DMC, (Disaster Monitoring Constellation), del que forman parte Argelia, China, Nigeria, Turquía y Reino Unido.


El astronauta ha resaltado además que con este satélite se pretende “cambiar el desarrollo de proyectos espaciales de forma que tengan uso para la Tierra”. Para ello, el Deimos-1 cuenta con un sensor óptico multiespectral que tendrá una resolución de 20 metros y un amplio barrido de más de 600 kilómetros, que le permitirá realizar una cobertura de países y regiones sin precedentes: por ejemplo, la península Ibérica dos veces por semana.

 

Colaboración Universidad-empresa

Tanto el presidente de la compañía como el máximo responsable de la Junta han coincidido en señalar que este proyecto, al que el Gobierno regional ha aportado 7'5 millones de euros en ayudas, es un ejemplo “de colaboración entre la Universidad y la empresa”, ya que en su desarrollo han participado tanto Deimos Imaging como el Laboratorio de Teledetección de la Universidad de Valladolid (Latuv).

 

Herrera ha insistido en que este proyecto “encaja con la estrategia del Gobierno autonómico de apoyo a la I+D+i” a la vez que ha afirmado que “hay que apostar por el sector aerospacial”. Muestra de ello es que la Junta está trabajando actualmente en incorporar a la Comunidad a la red Europa Nereus (Network of European Regions Using Space Technologies), la que será red de referencia en la utilización de tecnologías espaciales.