Ciencia Brasil Curitiba, Paraná, Miércoles, 28 de octubre de 2009 a las 17:33

Desarrollan en Brasil los primeros anticuerpos monoclonales contra una cepa de un hantavirus muy letal

Las infecciones por 'Araucania hantavirus' tiene una tasa de mortalidad del 40%

AMR/OEI-AECID/DICYT Los hantavirus son transmitidas por roedores y causan fiebre hemorrágica con síndrome renal o el síndrome pulmonar por hantavirus. Desde la primera detección de la infección en Brasil en 1993 hasta el 2009, se han reportado 1.161 casos de esta última variante, con tasas de mortalidad de alrededor del 40%. En la actualidad, debido a la ausencia de una vacuna o tratamiento antiviral específico, la única manera de reducir la mortalidad por infección por hantavirus es un diagnóstico rápido y preciso que permita la atención de la salud de apoyo clínico. Para mejorar la detección de la infección por hantavirus, un grupo de investigadores coordinado desde el Instituto Carlos Chagas de Curitiba (estado de Paraná, en la Región Sur de Brasil), ha desarrollado anticuerpos monoclonales contra la nucleoproteína de una cepa de Araucaria hantavirus.

 

El virus pertenece al género Hantavirus, de la familia Bunyaviridae, que incluye más de 30 serotipos de virus de diferentes genotipos. El síndrome pulmonar por hantavirus no posee síntomas específicos y éstos son comunes a otras enfermedades infecciosas, como la leptospirosis y la influenza. La infección por hantavirus puede ser detectada por varias técnicas moleculares o inmunológicas, de las que la denominada Elisa es la prueba serológica más comúnmente utilizada. La nucleoproteína es la principal proteína antigénica del hantavirus. Por este motivo, es el objetivo más apropiado para su uso en el diagnóstico de infección de este tipo de infecciones. El desarrollo de anticuerpos monoclonales, estiman los autores del experimento, puede reducir la mortalidad por enfermedades asociadas y las estrategias de ayuda directa para el control de la infección.

 

Los primeros anticuerpos monoclonales contra un hantavirus se desarrollaron en 1983 contra el virus Hanta. Eb esa ocasión, los anticuerpos monoclonales se utilizaron para distinguir entre diferentes cepas del virus, pero no eran capaces frente a otras cepas. Desde entonces, el uso de anticuerpos monoclonales para el diagnóstico de las infecciones por hantavirus se ha visto incrementado. La investigación del Insituto Carlos Chagas, publicada en Journal of Virological Methods, establece un protocolo para la producción de anticuerpos monoclonales que ofrece como resultado un gran número de clones positivos si se compara con otros experimentos del mismo ámbito. Los científicos no tienen claro si estos clones son específicos de rNΔ85 (la cepa a la que se dirigen) o de proteínas diana de otro contaminante que pudiera estar presente en la preparación de antígeno, el Escherichia coli.

 

Los anticuerpos monoclonales generados en este estudio podrían utilizarse para el desarrollo de inmunoensayos como el Elisa para la detección de las inmunoglobulinas que puedan ser aplicables contra el hantavirus. Los anticuerpos monoclonales generados y caracterizados en este estudio deberían mejorar la capacidad de detectar por hantavirus en muestras humanas y animales, estiman los investigadores. Estos son los primeros anticuerpos monoclonales que se producen y caracterizan par la cepa del hantavirus que está presente en Brasil y otras partes de Sudamérica, y puede ser de especial interés en el desarrollo de ensayos de diagnóstico y estudios epidemiológicos.