Ciencia España , Valladolid, Miércoles, 12 de mayo de 2010 a las 18:15

Desarrollan una línea automatizada para el llenado, empaquetado y paletizado de botellas de vino

El sistema, diseñado por una empresa vallisoletana, permite reducir tiempos y costes del proceso

Cristina G. Pedraz/DICYT Una empresa vallisoletana ha desarrollado un sistema automatizado para la industria bodeguera. Se trata de una línea para el llenado, empaquetado y paletizado de botellas de vino que tiene como ventajas el ahorro de costes y la reducción de los tiempos que se invierten en estos procesos, según ha detallado en declaraciones a DiCYT Carlos Gómez, gerente de la compañía, Interob. El sistema es fruto de un estudio de ingeniería mecánica, robótica e industrialización y se dirige a bodegas con una alta producción.

 

El primer paso, apunta, es reunirse con el cliente para la recogida de datos que puedan ser útiles en la elaboración del proyecto. En el caso de la industria bodeguera, se especifica el número de botellas que se fabrican al año y se estudian los medios necesarios para cumplir lo objetivos. “Calculamos el tiempo que tardamos en el proceso y con ello decidimos cuántos robot instalar. Tenemos un programa de simulación real de los movimientos del robot que nos dice el tiempo que tarda en realizar el trabajo y, por otra parte, por experiencia conocemos la velocidad de movimientos que una garra tiene desde que acciona hasta que llega, y así vamos creando el sistema”, explica.

 

Asimismo, realizan un estudio de los materiales y de tecnología necesaria y realizan el proyecto eléctrico de toda la integración. El proceso incluye también una parte de programación tanto de los robots como de otros equipos y un análisis de la factibilidad del autómata y sus trayectorias. Del mismo modo, emplean sensores avanzados en la fase de llenado para que la máquina detecte cuándo está llena la botella y una cámara de visión artificial para verificar que el trabajo del robot es correcto.

 

Paletizado automático

 

Además de este desarrollo centrado en la industria bodeguera, la firma realiza soluciones llave en mano en las que se encargan de todas las partes del proyecto, en sectores como el automóvil, la alimentación o la aeronáutica. “Partimos desde cero. Un cliente nos cuenta su necesidad y nosotros le definimos un proceso industrial, una maquinaria, le diseñamos, construimos y le damos la solución”, subraya Carlos Gómez. En este sentido trabajan con empresas como Lauki, a quien se ha entregado recientemente un sistema de paletizado automático con robot.

 

En el campo de visión, creado en el año 2002, disponen de un laboratorio propio donde pueden realizar todo tipo de aplicaciones de control y visión, a partir de patrones predefinidos. Por otro lado, su labor se extiende a la formación, ya que imparten cursos de formación en robótica, automatismos y visión artificial al personal de mantenimiento de diferentes empresas de la región. Además, colaboran con organismos oficiales para impartir cursos a personas desempleadas.

 

El origen de Interob se sitúa en 2001, cuando Carlos Gómez y Juan Carlos Muñoz decidieron emprender su propio proyecto empresarial en base a los años de experiencia en robótica industrial y automatismo. En la actualidad cuentan con 23 trabajadores y realizan proyectos en países como Francia o Portugal. “Estamos intentando abrir nuevos mercados fuera de España, porque aquí es difícil”, reconoce el gerente.