Ciencia Guatemala , Guatemala, Viernes, 04 de junio de 2010 a las 13:52

Diseñan un dispositivo que permite manejar a distancia un brazo robótico

El proyecto consiste en la construcción de tres dedos y una palma que se acoplan al brazo robótico R 17

UVG/DICYT Para que sea más eficiente y seguro el manejo de productos químicos en el área farmacéutica, estudiantes de Ingeniería de la Universidad de Valle de Guatemala (UVG) desarrollaron como megaproyecto de graduación un novedoso control de procesos a distancia. El objetivo principal del proyecto es disminuir o erradicar en el laboratorio la exposición a sustancias peligrosas, que pueden causar desde quemaduras hasta enfermedades.

 

Para ello, Irma Martínez, Eugenio Aristondo, Daniel Castellanos y Érick Chang, asesorados por los ingenieros Carlos Esquit y Marie André Destarac, diseñaron y fabricaron un guante que, según los movimientos de agarre, flexión y presión, que efectúe el usuario, enviará señales de control a una mano robótica, que será la encargada de manipular las sustancias peligrosas. Esta mano artificial está adaptada a un brazo robótico y replicará los movimientos de quien lo tenga puesto el guante. Es decir, el usuario solo simulará agarrar un objeto, y la mano robótica será la que verdaderamente lo sostenga.


El nombre de este invento es GCR-17: Sistema háptico de control a distancia, gracias al cual se pueden manipular químicos en un ambiente cerrado, lo cual evita riesgos a quien esté a cargo del proceso, lo cual mantiene el entorno con las menores alteraciones posibles.


“Echar una manita”


La mano robótica fue diseñada al tomar en cuenta aspectos de estética, funcionalidad y resistencia. Sólo tiene tres dedos, los cuales cumplen las funciones del índice, medio y pulgar, que son los más usados por el ser humano. Está construida de Plastidur 4.1, material que sus creadores seleccionaron basándose en un conjunto de análisis efectuados con el programa de computación en tercera dimensión AutoDesk Inventor.


El posicionamiento del brazo robótico R-17 lo consiguieron mediante un software que se basó en el lenguaje Visual Basic 6, con el cual se establece comunicación a través de un sensor magnético de posición que detecta todos los movimientos del brazo de quien utiliza el guante.


Los circuitos que recogen la información proporcionada por los sensores funciona internamente con cinco voltios; el sistema de comunicación inalámbrica, con 3.3 voltios, y hay un retraso de dos segundos entre la generación de la señal de mando y la activación de esta en la mano.
 

En síntesis, el desarrollo de cuatro módulos de operación hizo posible este sistema con aplicaciones en el área farmacéutica e industrial y con el que se puede manipular objetos de distinta forma, tamaño y peso, sin que el usuario corra riesgos.