Ciencia Ecuador , Ecuador, Miércoles, 14 de diciembre de 2011 a las 10:30

Diseñan un plan para luchar contra el "Mal de Panamá", que afecta a los cultivos de banano y plátano

Esta enfermedad se encuentra en sudeste de Asia, pero debido al movimiento comercial, podría llegar a América

INIAP/DICYT Los cultivos de banano y plátano, tanto de América Latina como del Caribe, se encuentran potencialmente amenazados por el “Mal de Panamá”, causado por el hongo Fusarium oxysporum f.sp.cubense, raza tropical 4. Esta enfermedad actualmente se encuentra en el sudeste de Asia, pero debido al movimiento comercial existe la posibilidad de que este patógeno pueda diseminarse en el continente americano. El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) está organizando un plan, tanto a nivel de productor como de técnicos y profesionales, para que se tenga conocimientos de la sintomatología de la enfermedad, las características del agente causal y qué se podría hacer en caso de que esta enfermedad se presente en nuestro medio, afirmó el ingeniero Ignacio Sotomayor Responsable del Programa de Banano y Plátano y otras Musáceas, de la Estación Experimental Tropical Pichilingue del INIAP.

 

Según Sotomayor, el "Mal de Panamá" en la década de 1950 afectó a las plantaciones y se tuvo que cambiar la variedad susceptible Gross Michel por cultivares de Cavendish, en esa época resistente a dicha enfermedad. Ahora se ha desarrollado una nueva raza, la Tropical 4 que tiene la capacidad de destruir a los cultivares Cavendish, que actualmente se produce a nivel mundial.

 

Tanto el banano como el plátano en Ecuador son productos de exportación y contribuyen a la seguridad alimentaria, principalmente de los productores de subsistencia.

 

Ignacio Sotomayor, manifestó que todavía no se conocen variedades resistentes a esta enfermedad que tengan características comerciales, sobre todo organolépticas similares a la variedad Cavendish.

 

Al referirse al hongo explicó que éste tiene la particularidad de sobrevivir mucho tiempo en el suelo. Es un habitante del suelo y pude sobrevivir, sin la presencia de plantas de banano o de musáceas, hasta por más de 30 años, por eso es que prácticamente es muy difícil encontrar una nueva variedad.

 

La enfermedad se encuentra en Malasia, Indonesia, China, Taiwán y últimamente está en Filipinas.