Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Jueves, 12 de septiembre de 2013 a las 14:36

El 20% de las especies de murciélagos están en “listas rojas”

Científicos combaten la mala reputación de estos animales

UCR/DICYT Los especialistas en murciélagos de distintas partes del mundo ya no solo se preocupan por la publicación de su investigación en una revista científica de renombre internacional, sino que también participan muy activamente en redes que trabajan con los gobiernos y la sociedad civil para promover la conservación de estos mamíferos.


“El objetivo de la Red es crear una voz regional que sirva para la protección de los murciélagos mediante la investigación, la educación y la conservación”, afirmó el Dr. Luis F. Aguirre, científico boliviano y coordinador en los últimos tres años de la Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos (Relcom).


El Dr. Rodrigo Medellín, de México y copresidente del grupo de expertos en murciélagos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN, por sus siglas en inglés), aseguró que la labor de ellos es identificar las necesidades más importantes de los murciélagos respecto a su conservación y hacer recomendaciones a los tomadores de decisiones.


Ambos científicos participaron en el XVI Congreso Mundial sobre Investigación de Murciélagos, realizado en Costa Rica y que reunió a 650 especialistas de 55 países de todos los continentes, para discutir los últimos avances en torno a las investigaciones, técnicas y métodos de estudio de estos mamíferos. Después de los roedores, los murciélagos son el orden más numeroso y su diversidad es muy alta, especialmente en las zonas tropicales.


El congreso se realizó en el Hotel Herradura y fue organizado por la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR). Por su valor científico y académico fue declarado de interés nacional por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) y contó con el patrocinio del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).


Percepción injustificada


Para los científicos, los murciélagos enfrentan amenazas muy similares en casi todo el planeta debido a la percepción negativa que la gente tiene sobre estos animales.


Medellín las resumió en tres: vandalismo en sus refugios o cuevas (les prenden fuego), persecución directa (la gente los ve y los mata), y fragmentación y destrucción de los bosques y de sus hábitats. Según las cifras de UICN, en el mundo hay cerca de 1260 especies de murciélagos, de las cuales un 20% están en las “listas rojas”, en las categorías de peligro crítico de extinción, en peligro de extinción y vulnerabilidad.


Para el Dr. Bernal Rodríguez Herrera, profesor de la Escuela de Biología de la UCR, los murciélagos “lejos de ser perjudiciales, son muy beneficiosos para los seres humanos, porque proporcionan servicios ambientales gratuitos”.


Estos mamíferos, que existen desde hace más de 50 millones de años, cumplen una gran variedad de roles ecológicos: son polinizadores y dispersan las semillas. De allí que la reproducción de una gran cantidad de plantas y la producción de muchas frutas dependen de ellos. Por ejemplo, los murciélagos polinizan el agave, la planta de la cual se produce el tequila.


Además, los insectívoros proporcionan beneficios a la agricultura, al alimentarse de insectos que se convierten en plagas. “Sin los murciélagos, los ecosistemas se verían fuertemente amenazados”, opinó Aguirre.


De acuerdo con los científicos, las ideas negativas en torno a los murciélagos están asociadas al desconocimiento y a los temores de muchas personas a estos animales nocturnos que no pueden ver. A ello ha contribuido Hollywood con sus películas sobre Drácula y los vampiros, algunas tradiciones culturales y hasta la literatura. “Son animales que no conocemos y por lo tanto les tenemos miedos injustificados”, dijo. Agregó que Latinoamérica concentra el 30% de las especies del mundo y hay familias que solo aquí se encuentran.


A Costa Rica le tocará en los próximos tres años liderar la Relcom. Durante el Congreso se eligió a Rodríguez, de la UCR, como el nuevo coordinador.


Al respecto, el biólogo aseguró que asume el reto de continuar con la estrategia de conservación trazada por la Red, lo cual obliga a mantener una alta calidad de la información científica que se produce, los programas de educación ambiental en los diferentes países y ser más proactivos en actividades de conservación.


Mencionó que Costa Rica no posee políticas específicas de conservación de murciélagos, por lo tanto, “esto es algo que debemos empezar a tratar”.


Conservación en África


Para conservar a los murciélagos en África, en 2013 se creó la red Bat Conservation Africa. La vicepresidenta de la red, Iroro Tanshi, quien también participó en el Congreso, afirmó que la desinformación y la falta de recursos son los mayores retos para investigar y proteger a estos mamíferos. El continente africano alberga el 20% de las especies de murciélagos del mundo, es decir, unas 250 especies.


Por su parte, Simon Musila, miembro de esa organización e investigador de los Museos Nacionales de Kenia, explicó que cuentan con pocos biólogos capacitados en la materia. Además, la tecnología para la investigación es inaccesible. “Para comprar un equipo detector, se necesita lo que una persona gana en tres años”, aseguró.


A lo anterior se suma el hecho de que en África la protección de los murciélagos compite por recursos ante animales más vistosos. “Esta es una de las preocupaciones mayores, ha habido mucho énfasis en la megafauna, pero tenemos una gran diversidad de mamíferos y debemos fijarnos en ellos por su contribución a la biodiversidad”, afirmó Tanshi.


Para Musila, la persecución de los murciélagos en África se basa en información errónea y en algunos países en creencias tradicionales. Por ejemplo, “si hay una colonia grande de murciélagos en una casa, los vecinos piensan que las personas de esa casa tienen fantasmas para destruir a sus enemigos y que esto le puede causar daño a la comunidad”, comentó.