Ciencia Paraguay , Paraguay, Lunes, 31 de enero de 2011 a las 15:26

El agua contaminada y los rayos del sol pueden ser fuente de infecciones oculares

En el verano es indispensable tomar en cuenta ciertos criterios de protección

MSPyBS/DICYT Según asegura la especialista y titular del Programa de Salud Ocular de la cartera sanitaria, Luz Quintana, el agua contaminada y los rayos del sol pueden ser fuentes de transmisión de infecciones oculares, entre ellas la conjuntivitis. La conjuntivitis es una inflamación ocular que se produce en la conjuntiva, que es la membrana mucosa transparente que cubre la parte externa blanca del ojo y la parte interna de los párpados. Esta inflamación puede aparecer por alergias, introducción de cuerpos extraños en el área ocular, quemaduras, infecciones o traumatismos.


En el verano, época en que nos gusta darnos un chapuzón en la piscina o tomar sol, es indispensable tomar en cuenta ciertos criterios de protección para beneficio de nuestro cuerpo, en este caso de los ojos.


La encargada del Programa de Salud Ocular, Dra. Luz Marina Quintana advierte que en las piscinas pueden constituir una importante fuente de transmisión para contraer conjuntivitis, tanto las de tipo alérgicas por los productos químicos utilizados en ella, como las infecciosas, porque el agua se convierte en un excelente caldo de cultivo para el desarrollo este mal.


Para evitar contraer conjuntivitis, es indispensable asegurarnos de que la piscina esté lo más limpia posible. Por otra parte, manifiesta que a la hora de exponerse al sol, es fundamental utilizar lentes con protección adecuada para proteger los ojos de los rayos ultravioletas que no solo causan irritación en los ojos, sino además pueden producir Pterigión (carnosidad) y cataratas


En caso de irritaciones, consultar inmediatamente al oftalmólogo y no automedicarse sugiere la profesional de salud.