Ciencia España Ávila, Ávila, Lunes, 10 de marzo de 2008 a las 16:30

El análisis de los granos de polen de la Sábana Santa desvela el periplo realizado por el lienzo

La bióloga María José Luciáñez destaca en Ávila el impulso que estos estudios han imprimido a la Palinología moderna

MMG /DICYT La bióloga y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, María José Luciáñez, ha pronunciado hoy en la Universidad Católica de Ávila una conferencia sobre la Sábana Santa, el lienzo que supuestamente muestra la imagen de Jesucristo después de ser crucificado y del que se han realizado numerosísimos estudios tanto desde el punto de vista científico, como médico y religioso.


En el caso de Luciáñez sus estudios se centran en el aspecto biológico del lienzo, sobre el que se han encontrado 49 especies diferentes de pólenes. Un buen número de variedades que se han convertido en el mejor testimonio científico del recorrido que la Sábana Santa realizó desde la muerte de Cristo hasta nuestros días, en la ciudad italiana. «El lienzo viajó de Asia Menor a Europa», recalca la bióloga, que insiste en que algunos de estos granos corresponden a especies desaparecidas hace centenares de años en Palestina.


«También se han encontrado granos de pólenes del estrato del suelo inferior», continúa la experta, que los describe como «poliambientes primitivos de hace miles de años». Y es aquí donde, precisamente, radica la principal importancia de estos hallazgos biológicos, ya que según la profesora de la UAM, el hallazgo de estos tipos de pólenes «ha servido para potenciar los estudios actuales de Palinología», al haber tenido que recurrir a herbarios modernos, para poder comparar cada especie.


Y aunque la medicina no es su especialidad, Luciáñez también ha comentado en su charla cómo las marcas que aparecen sobre el lienzo demuestran que la persona que fue envuelta con el mismo fue crucificada y que, además, fue torturada tal y como se describe en la Biblia. En cambio, lo que los numerosos estudios centrados en la Sábana Santa nunca han podido determinar es de dónde procede la «radiación desconocida» que se aprecia en la misma y que según la bióloga demuestra que «algo especial pasó sobre ella».