Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Martes, 21 de diciembre de 2010 a las 13:22

El CATIE establece el primer banco de germoplasma de cítricos mejorados en el país

Variedades de cítricos fueron traídos para contrarrestar la amenaza que sufre la citricultura nacional

CATIE/DICYT Con 330 árboles, correspondientes a 66 variedades mejoradas de cítricos, traídos por el Servicio Fitosanitario del Estado, el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) estableció el primer banco de germoplasma de cítricos mejorados en Costa Rica, con el objetivo de contribuir al desarrollo de la producción de cítricos del país. 

 

Las variedades entregadas al CATIE provienen del Banco de Germoplasma de la Universidad de California en Riverside, uno de los bancos de germoplasma más prestigiosos del mundo. De acuerdo con William Solano, investigador del CATIE, estas variedades fueron traídas con el fin de tomar medidas fitosanitarias contra una enfermedad conocida como Huanglongbing (HLB), asociada a la bacteria Candidatus liberibacter. “Esta bacteria ocasiona la “muerte económica” del árbol ya que las plantas infectadas dejan de producir frutos comerciales, siendo las naranjas y las toronjas los cítricos más susceptibles”, indicó.

 

Según Solano, las variedades de cítricos se encuentran en la finca de Cabiria del CATIE y con ellas, el CATIE busca crear un banco de fundación y un banco de yemas para la producción de árboles de cítricos libres de plagas y enfermedades que permita la distribución de materiales certificados ante la amenaza fitosanitaria que tiene ésta actividad en Costa Rica y en la región.

 

“Dentro de los materiales recibidos en el CATIE están naranjas, mandarinas, grape fruit, pomelos y limones principalmente para consumo en fresco. Sin embargo, también hay algunas naranjas para la industria de jugos y concentrados”, comentó Solano.

 

Todas las plantas están injertadas sobre el patrón “Flying dragon”, el cual es resistente a varias enfermedades y tiene un efecto enanizante en la planta, lo que facilita las labores de manejo de las plantaciones, reduce los costos y permite obtener un mayor rendimiento.

 

Actualmente la enfermedad HLB es la principal amenaza de la citricultura nacional debido a la gravedad de sus síntomas, a la rapidez con que se propaga y por el hecho de que todas las variedades comerciales son susceptibles.