Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Lunes, 16 de julio de 2012 a las 12:54

El Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas incorpora una nueva tecnología para el análisis de materiales

Es el de mayor resolución con que cuenta la Universidad de Costa Rica y también el más potente

UCR/DICYT El Centro de Investigación en Estructuras Microscópicas de la Universidad de Costa Rica (CIEMIC-UCR) cuenta ahora con un poderoso microscopio electrónico de barrido modelo S3799M de la marca Hitachi. Este aparato recién llegó al CIEMIC en marzo pasado. Es el de mayor resolución con que cuenta la UCR y también el más potente, ya que amplía 300 mil veces el tamaño de cualquier muestra.
Su nombre se debe a que obtiene la imagen partiendo de un haz de electrones acelerados que viajan a través un cañón, los cuales hacen una especie de barrido sobre la superficie del objeto o muestra que se coloca en el microscopio.


Los electrones que topan con la muestra rebotan y son registrados por un detector de electrones secundarios que los transforma en fotones, los cuales pasan por un fotomultiplicador y un sistema los convierte en la imagen tridimensional que es proyectada en la pantalla de la computadora.


Como se utiliza un haz de electrones en lugar de un haz de luz, las imágenes son en blanco negro. Produce imágenes de alta resolución de hasta 3 nanómetros, lo que implica que características espacialmente cercanas en la muestra pueden ser examinadas a una alta magnificación, también permite apreciar con mayor facilidad las texturas.


Además de esto, la muestra no es manipulada manualmente, sino por el “software” de la computadora del microscopio.


Este instrumento permite la observación y caracterización de la superficie de materiales tanto orgánicos como inorgánicos y suministra valiosa información morfológica del material analizado.


Tecnología de punta


El microscopio electrónico de barrido se puede utilizar con múltiples fines de investigación. Por ejemplo, patólogos de los hospitales nacionales estudian bacterias y virus.


También empresas privadas pueden analizar alguno de sus productos, ya sea la composición de un metal, de alguna fibra textil, o la confección interna de microprocesadores.


Investigadores en el campo de la odontología lo han utilizado para analizar piezas dentales o la resina para repararlas. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) recurrió al laboratorio para descubrir la causa por la cual un material metálico se quebraba con frecuencia. La imagen del microscopio reveló que había mucha porosidad en la superficie, y permitió medir la magnitud de las rajaduras a nivel microscópico.


La UCR cuenta con otros microscopios electrónicos, pero este nuevo posee más resolución y puede ampliar más la imagen, de manera que se puede ver lo que no se veía en otros y estudiar aspectos que con otros microscopios no se podía hacer.


Por ejemplo “el ojo humano tiene una resolución de 0,2 milímetros, un estereoscopio tiene una resolución de 0,2 micrómetros y este nuevo microscopio electrónico de barrido tiene una resolución de 3 nanómetros.
Un nanómetro es la mil millonésima parte de un metro, o la millonésima parte de un milímetro”. Es decir que un milímetro equivale a un millón de nanómetros. Explicó el coordinador del laboratorio de microscopía del CEMIC, Ing. Rafael Loáiciga Chavarría.