Ciencia Ecuador , Ecuador, Viernes, 16 de marzo de 2018 a las 12:42

El Centro de Investigación en Genética y Genómica estudia el cáncer en Ecuador

La Universidad Tecnológica Equinoccial monta el primer laboratorio del país dedicado al estudio del ADN de los ecuatorianos, que analiza la predisposición genética a desarrollar tumores

Priscila Imbaquingo/DICYT El cáncer en Ecuador ha estado siempre presente. Sin embargo, en los últimos 25 años el número de casos se duplicó, no porque la enfermedad haya proliferado, explican algunos expertos, sino debido a que en la actualidad existen mejores mecanismos de registros y técnicas de diagnóstico. Además, actualmente la población se realiza chequeos médicos constantes.


El Registro Nacional de Tumores realizado en 2010 por el Hospital Oncológico SOLCA, uno de los centros médicos especializados en esta enfermedad en Ecuador, indica los tipos de cáncer más frecuentes en Quito por sexo. En los hombres el más diagnosticado es el de próstata (29,8%), seguido por el cáncer de estómago (11,9%), linfoma (7,2%), colon y recto (6,4%) y tráquea, bronquios y pulmón (4,3%). En las mujeres el más habitual es el de mama (18,9%), seguido de los de tiroides (13,1%), cuello de útero (9,6%), estómago (8,4%) y linfomas (6%).

 

Estudios de cáncer en Ecuador 

 

El Centro de Investigación de Genética y Genómica (CIGG) de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) es el primer laboratorio del país dedicado al estudio de genes y genomas del ADN de los ecuatorianos.


Al momento desarrolla cinco líneas de investigación: enfermedades genéticas y raras, genotóxicos, cromosomopatías, ancestría de la población ecuatoriana, enfermedades genéticas y cáncer. En esta última línea está el proyecto denominado PROCER, que estudia la predisposición genética a desarrollar cáncer en pacientes sanos. Esta investigación aún se encuentra en la fase de recolección de muestras y la expectativa es conocer el comportamiento genético del cáncer en los ecuatorianos. Se aspira a obtener los primeros resultados en los próximos meses.


Paola E. Leone, investigadora del CIGG-UTE, recalca la importancia de desarrollar este tipo de estudios, debido a que en Ecuador el conocimiento que se tiene sobre la genética del cáncer aún es escaso. Comenta además que el país está reconociendo la importancia de invertir en investigación científica.

 

El CIGG es un laboratorio que mantiene los mismos estándares de calidad de otros laboratorios en el mundo, debido a que cuenta con equipamiento tecnológico de punta. Tener la maquinaria necesaria significa acortar la distancia científico-tecnológica con otros países más desarrollados, comenta Leone.


El único secuenciador masivo de genes en Ecuador se encuentra en el CIGG. El secuenciador MiSeq-Illumina es un equipo que permite secuenciar material genético de manera colectiva, que a diferencia del secuenciador convencional, permite estudiar miles de genes en un solo experimento, lo que reduce sustancialmente el tiempo que toma una investigación y su desarrollada tecnología permite obtener resultados de mayor calidad.

El CIGG-UTE está abierto a todos quienes deseen investigar


“Pensar que todos somos iguales es irreal”, enfatiza Francesca Abelarde, genetista molecular graduada en Australia, quien ahora trabaja como voluntaria en el CIGG. Una de sus líneas de investigación es la genética poblacional, que es el estudio de la composición genética de las poblaciones por separado, y los cambios que resultan de la intervención de factores evolutivos como selección natural, mutación, migración, selección natural y deriva genética.