Ciencia España , León, Viernes, 13 de octubre de 2017 a las 09:20

El Centro de Supercomputación de Castilla y León aportó 480.000 horas de cálculo a los trabajos del Premio Nobel de Física 2017

El proyecto de investigación ha llevado a la detección de las ondas gravitacionales que habían sido predichas por Einstein, investigación premiada por este prestigioso galardón

JCYL/DICYT El superordenador ‘Caléndula’, la principal infraestructura del Centro de Supercomputación de Castilla y León, ha aportado 480.000 horas de cálculo para el proyecto de investigación que ha llevado a la detección de las ondas gravitacionales que habían sido predichas por Einstein, proyecto dirigido por el laboratorio LiGO en los Estados Unidos, cuyos tres fundadores han sido galardonados con el Premio Nobel de Física 2017 por esta investigación.

 

En el marco del proyecto del LiGO, el Dr. Sascha Husa, profesor de Física Teórica de la Universidad de las Illes Balears y su equipo, han accedido a Caléndula para ejecutar una parte de los cálculos necesarios parar lograr la detección de las ondas gravitacionales a partir de los datos de observación recogidos por los instrumentos del LiGO Lab. El Dr. Husa explica que en su trabajo cotidiano emplea los superordenadores para estudiar las perturbaciones en las ondas gravitacionales cuando dos agujeros negros colisionan. Su trabajo, en concreto, es resolver ecuaciones, utilizando computación de altas prestaciones, para calcular que aspecto tienen esas colisiones.

 

Además de Caléndula, en este proyecto han participado otros dos superordenadores integrados en la Red Española de Supercomputación (RES): el MareNostrum del BSC-CNS (Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación) y el Finisterrae operado por el CESGA (Centro de Supercomputación de Galicia).

 

La Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León (FCSCL) es una entidad pública creada en 2008 por la Junta de Castilla y León y la Universidad de León, dependiente de la consejería de Fomento y Medio Ambiente, que tiene como finalidad la mejora de las tareas de investigación de la universidad, los centros de investigación y las empresas de Castilla y León. La Fundación promueve acciones de innovación en el mundo de la Sociedad del Conocimiento, en el área del cálculo intensivo, las comunicaciones y los servicios avanzados, contribuyendo así al desarrollo económico de la Comunidad y a la mejora de la competitividad de las empresas mediante el perfeccionamiento tecnológico.

 

Se encuentra situado en el Campus de Vegazana, en la Universidad de León, y desde allí presta servicios muy especializados de cálculo científico al servicio del incremento de la productividad y el crecimiento económico de Castilla y León.

 

Su principal infraestructura es el superordenador ‘Caléndula’, que tras su última actualización ha alcanzado una potencia de cálculo de 130 TeraFlops, 130 billones de operaciones de coma flotante por segundo.

 

Las diferentes áreas de actuación del centro son: Supercomputación, Apoyo a la mejora de las tareas de I+D+I, Plataforma de virtualización y prestación de servicios Cloud Computing y el Centro de Coordinación y Gestión de la Red de Ciencia y Tecnología de Castilla y León.