Ciencia España , Salamanca, Lunes, 28 de septiembre de 2015 a las 15:14

El CLPU se alía con las empresas de alta tecnología

La Asociación Española de la Industria de la Ciencia (INEUSTAR) visita el Centro de Láseres Pulsados de Salamanca

JPA/DICYT El Centro de Láseres Pulsados (CLPU) ha acogido hoy en sus instalaciones del Parque Científico de la Universidad de Salamanca la reunión de la Junta Directiva de la Asociación Española de la Industria de la Ciencia (INEUSTAR). La cita ha servido para abrir una vía de colaboración entre esta plataforma de empresas que desarrollan productos y sistemas de alta tecnología y el CLPU, que podría proporcionar servicios a esta industria y adquirir equipamientos avanzados.

 

El interés es mutuo y por eso se ha acordado la firma de un acuerdo de colaboración. “La tecnología láser requiere de otras tecnologías relacionadas con la óptica”, ha explicado Luis Roso, director del CLPU, en declaraciones a DiCYT. A su vez, la visita de los responsables de INEUSTAR sirve para que la industria de la ciencia “considere la posibilidad de contar con los láseres”.

 

Las empresas, a través de su relación con el Centro de Láseres Pulsados, podrán acercarse a las grandes infraestructuras europeas vinculadas a los láseres, como ELI (Extreme Light Infrastructure), el ITER o el CERN, y aumentar su internacionalización. Por su parte, INEUSTAR difundirá el catálogo de servicios del CLPU.

 

La asociación integra empresas como Iberdrola, Cadinox o Sener y tiene cinco grupos de trabajo: Fusión, Física de partículas, Energía y TIC’s, Astrofísica y Ciencias del Espacio, e Ingeniería e Infraestructuras GIC (Grandes Instalaciones Científicas). Esta plataforma tiene una amplia experiencia en el desarrollo de proyectos de instalaciones científico-técnicas, por ejemplo, grandes telescopios o aceleradores de partículas.

 

La visita a Salamanca puede generar nuevas “sinergias entre distintas industrias” y permitir “que España se posicione mejor” para desarrollar grandes proyectos tecnológicos, destaca el director del CLPU. INEUSTAR y las empresas que integran esta agrupación conocen desde hoy mejor las posibilidades de la tecnología láser avanzada que se desarrolla en el CLPU y los científicos de este centro disponen ahora nuevos contactos que pueden ser útiles para su trabajo. Por ejemplo, “nosotros estamos interesados en la tecnología del vacío, que es muy compleja, y está muy desarrollada en España”, comenta Luis Roso. A largo plazo, esta relación entre las dos partes puede servir para desarrollar proyectos de investigación conjuntos.

 

El Centro de Láseres Pulsados contará próximamente con uno de los diez láseres más potentes del mundo, de un petavatio de potencia. En la actualidad, el CLPU sigue recibiendo piezas y acoplándolas en esta gran instalación, que ya está “montada en un 70%”. A finales de año estará plenamente operativa la fase llamada Vega-2, el láser de 200 teravatios, una quinta parte del láser de petavatio. Las primeras pruebas del gran láser Vega-3 podrían comenzar en marzo de 2016 y estar a disposición de los usuarios un año más tarde.