Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Jueves, 23 de enero de 2014 a las 10:28

El ecosistema marino se deteriora

Carlos Brenes, director del Departamento de Física de la UNA, expuso acerca de las aguas cálidas que se encuentran en la zona somera del Caribe Sur

UNA/DICYT El estado de los recursos naturales marinos, su relación con las comunidades, el papel de las áreas protegidas y la efectividad de las medidas de gestión, fueron algunos de los temas analizados en el marco de la celebración del Día Mundial de los Mares, en un taller organizado por la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional en que participaron representantes de instituciones estatales, organizaciones no gubernamentales y público general.

 

“Año tras año se deteriora el ecosistema marítimo y tenemos que ver de qué forma se puede contribuir a disminuir esa afectación”, comentó Luis Sierra, director de la Escuela de Ciencias Biológicas.

 

Carlos Brenes, director del Departamento de Física de la UNA, expuso acerca de las aguas cálidas que se encuentran en la zona somera del Caribe Sur, así como los patrones de productividad primaria asociados a la desembocadura de los ríos que arrastran nutrientes y el surgimiento de aguas frías frente a Puerto Viejo.

 

Estudios

 

El estudio sobre “Indicadores ambientales en ecosistemas marinos y costeros para la definición de estrategias de conservación y manejo en dos áreas del Caribe Sur de Costa Rica”, liderado por Lilliana Piedra, académica de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA, menciona que los arrecifes y las comunidades de peces están en buen estado, así como que mantienen conectividad desde isla Uvita hasta Manzanillo.

 

“Esta isla se presenta como un sitio importante para la conservación de los ecosistemas marinos y por lo tanto se propone que sea considerada como parte del sistema nacional de conservación, como un refugio de vida silvestre”, detalló Piedra.

 

Para Julio Brenes Arroyo, investigador de la Sede de Limón de la Universidad de Costa Rica, es importante discutir cómo la legislación coloca a los pescadores limonenses en igualdad de condiciones con los del Pacífico, cuando los recursos pesqueros son diferentes en riqueza, abundancia y acceso.

 

“Se deben evaluar las necesidades y características específicas de los pescadores, que permitan orientar la gestión y las relaciones que deben tener con las instituciones rectoras de estos recursos”, destacó Brenes.

 

Finalmente, Donald Campbell, director del Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLAC), resaltó los proyectos que realizan con las comunidades locales en pro de la conservación de las tortugas marinas.

 

“Estos esfuerzos tienen que generar información que permita reconciliar las necesidades humanas con las del océano, para que podemos coexistir en un equilibrio”, puntualizó Campbell.