Ciencia España , Burgos, Viernes, 06 de octubre de 2017 a las 13:26

El eminente paleontólogo Michel Brunet, en el congreso de Primatología de Burgos

Fue el descubridor de los primeros los homínidos conocidos que proceden de África Central

UBU/DICYT El eminente paleontólogo francés Michel Brunet, descubridor de los primeros los homínidos conocidos que proceden de África Central, el famoso Sahelanthropus tchadensis, ha participado en el VI Iberian Primatological Conference que se celebra en el antiguo Hospital Militar de la Universidad de Burgos organizado por la Asociación Primatológica Española (APE), el Laboratorio de Evolución Humana (LEH) de la Universidad de Burgos y la Universidad de Burgos, en colaboración con la Associaçao Portuguesa de Primatología.

 

Sahelanthropus tchadensis es una especie de homínido extinto cuyos fósiles fueros hallados en el desierto del Djurab por un equipo de investigadores francocanadiense capitaneados por Brunet.

 

Este equipo descubrió restos craneales y otros post-craneales que corresponden a seis individuos de hace 6 o 7 millones de años de antigüedad. De parte de su experiencia y el desarrollo de sus investigaciones ha reflexionado en el encuentro de primatología.

 

Brunet, que ha hablado de la importancia que tiene la primatología, una ciencia que se encarga del estudio de los primates; haciendo alusión a los avances y a las aportaciones científicas para comprender así, la evolución humana, hizo mención a los cambios fisiológicos que experimentaron los primates hasta convertirse en homínidos. Además, aprovechó la cita para señalar la relevancia que cobra la primatología en las excavaciones de Atapuerca.

 

Durante las sesiones del VI Iberian Primatological Conference se ha profundizado en el estudio de las capacidades cognitivas de los primates no humanos, su personalidad y en cómo esta está relacionada con la lateralidad manual o la morfología de la cara.

 

El presidente de la Asociación Miquel Llorente explicó que el congreso que ha sido todo un éxito y señaló, entre otras cuestiones que “los grandes simios desarrollan trastornos mentales homólogos a los del ser humano y es necesario diagnosticarlos y ofrecerles un tratamiento adecuado”. Los congresistas propusieron tratamientos novedosos tales como la arte-terapia o la terapia de juego para mejorar la calidad de vida de estos individuos.

 

Además discutieron sobre la utilidad de utilizar a los primates no humanos como modelos válidos de estudio para la evolución humana, fundamentalmente en el estudio de la inteligencia y las capacidades cognitivas.

 

La conservación de muchas especies de primates es crítica. Más del 60% de las más de 500 especies de primates están actualmente amenazadas. “Hemos conocido -esgrime el presidente de la Asociación APE- a alguna de ellas como el colobo rojo de Miss Waldron, al mono choro de cola amarilla o los chimpancés”. La educación y el trabajo con las comunidades locales es clave para conservar y proteger a estas especies y a sus ecosistemas.

 

En el capítulo de conclusiones, los científicos y expertos en primatología también han conocido las últimas novedades sobre los mecanismos psicológicos que sustentan los comportamientos de cooperación en primates y humanos y han profundizado en el estudio del comportamiento social de los primates, incorporando técnicas novedosas como el análisis de redes sociales o los agent-based models.

 

Por último, Miquel Llorente aseguró que se ha presentado por primera vez en un foro científico el documental “Super-Chango: Conservación comunitaria del mono araña en La Chinantla, Oaxaca”