Science Colombia Colombia, Tuesday, September 01 of 2009, 13:45

El ‘epicentro mundial de la biodiversidad’ ya tiene mapa

La Secretaría General de la Comunidad Andina ha publicado el Mapa de los Ecosistemas de los Andes del Norte y Centro y su correspondiente Atlas para promover un mayor compromiso de ciudadanos

Diego Delgado Valor/OEI-AECID/DICYT Los Andes tropicales acogen a lo largo y ancho de sus 1.542.644 kilómetros cuadrados la mayor biodiversidad del planeta. Más de 45.000 plantas y 3.400 animales vertebrados se distribuyen en los 133 ecosistemas cartografiados en el Mapa. La cartografía ha sido extraída de la porción de la cordillera correspondiente a los Andes tropicales comprende los Andes Centrales, en Bolivia y Perú, y los Andes del Norte, en Ecuador, Colombia y Venezuela.


En este estudio el área de los Andes del Norte ha sido tratada como una gran región fitogeográfica, mientras que en los Andes del Centro se reconocen cuatro regiones fitogeográficas bien definidas; Los Yungas, Puna Húmeda, Puna Xerofítica y Boliviano-Tucumano.


El mapa, presentado por primera vez en abril, se concibió como herramienta para "identificar vacíos y prioridades de conservación en los sistemas nacionales de áreas protegidas, y para desarrollar un conjunto de indicadores que permita evaluar el estado de conservación de los ecosistemas andinos", ha indicado el ecólogo Eulogio Chacón-Moreno, responsable del proyecto en Venezuela.


Acción del hombre


La ocupación desde hace más de 8.000 años de esta región ha incidido en el desarrollo de vías de comunicación que han facilitado importantes procesos de desarrollo e integración regional. Así lo demuestra el Qhapaq Ñan o Camino Principal Andino, los caminos de arrieros y la actual infraestructura vial que, comunicando a la Amazonía y la costa del Pacífico, impulsa la dinámica comercial de nuestros países.


Los Andes han sido también testigo y asidero de múltiples culturas, dando paso a la consolidación de riquezas históricas y artísticas, como son los centros arqueológicos que se levantan a lo largo de toda la Cordillera, entre los que resaltan Machu Picchu y Tiwuanacu; o el hecho de contar con cuatro ciudades declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad (Cuenca, Cusco, Quito y Sucre).


"El uso humano ha influenciado mucho la estructura de esos paisajes, sometidos durante siglos a ramoneo (podas de árboles) y quemas cíclicas, por lo que allí deben desarrollarse criterios que permitan evaluar mejor los paisajes naturales" para comprender mejor "el estado de conservación de los ecosistemas en los Andes Centrales", indica el informe que acompaña al Mapa.


El mapa "también se ha planteado como una herramienta de información y educación para las comunidades con respecto a las posibilidades de su entorno y la importancia de conservarlo, para obtener de allí desde agua y aire limpios hasta el sustento y el disfrute de la belleza paisajística", ha subrayado Vanessa Cartaya, del regional Proyecto Páramo Andino.
 

Sus ciudades y poblados albergan a más de 40 millones de personas que dependen en gran medida de los bienes y servicios naturales de los ecosistemas andinos, incluidos granos, frutas, legumbres, raíces y tubérculos.