Ciencia España , Salamanca, Lunes, 26 de julio de 2010 a las 17:37

El estudio del comportamiento animal ayuda a entender funciones del sistema nervioso

Salamanca acoge la próxima semana un congreso mundial de neuroetología que reunirá a los cerca de 1.000 expertos mundiales en esta materia

JPA/DICYT La Neuroetología es una ciencia que investiga el comportamiento de los animales desde el punto de vista del sistema nervioso. En muchas ocasiones, el trabajo de los científicos se suele realizar con modelos animales que posteriormente se pueden trasladar los hallazgos al ser humano, pero cada especie puede ser más adecuada para un tipo específico de investigación, por ejemplo, a través del canto de los pájaros se puede estudiar el desarrollo del lenguaje. Los mayores expertos del mundo en estas cuestiones, cerca de un millar de científicos, se reunirán en Salamanca del 2 al 7 de agosto de 2010 para celebrar la novena edición del Congreso Internacional de Neuroetología.

 

Manuel Malmierca, científico del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl), es uno de los coordinadores de este encuentro científico que trata de reunir a los investigadores más importantes para "explotar cada modelo animal para analizar una función vital", ha explicado en declaraciones a DiCYT. El objetivo es "ver cómo se adaptan los distintos sistemas nerviosos y entender cómo se comportan", señala.

 

Un ejemplo es el de las aves y sus sistemas de comunicación, porque detrás de sus bellos cantos se esconde un complejo lenguaje. Ver cómo modulan los sonidos para comunicarse entre ellos puede ofrecer valiosa información. "Algunas aves, como las lechuzas o los búhos tienen las orejas asimétricas, una de ellas orientada hacia arriba y otra hacia abajo, al contrario que los seres humanos, cuyas dos orejas son iguales. Este tipo de orientación unida a sus características visuales les permite tener un control único sobre todo lo que pasa a su alrededor y lograr algo tan complicado como cazar en la oscuridad", declara Malmierca.

 

Aunque todo esto parece muy alejado del ser humano como para poder extraer conclusiones valiosas, el experto asegura que a largo plazo puede ser útil para lograr avances frente a ciertas patologías. Por ejemplo, la Neuroetología podría ofrecer investigación aplicable a casos como un derrame cerebral en el que queden dañadas algunas funciones relacionadas con la coordinación o los sentidos. Así, los insectos son capaces de realizar funciones vitales muy básicas tan sólo con unas pocas neuronas.

 

Por eso, ante la distinción entre Ciencia básica y Ciencia aplicada que se suele realizar, Malmierca considera que en realidad "toda la Ciencia se puede aplicar, sólo es cuestión de tiempo", de manera que en su opinión sería más correcto hablar de "Ciencia a corto y a largo plazo".

 

En el Incyl no se lleva a cabo este tipo de investigación con animales, pero los científicos sí pueden extraer conclusiones e ideas que les pueden ser útiles. Por eso, este año Manuel Malmierca es el encargado de organizar el congreso mundial que se llevará a cabo en el Palacio de Congresos de Castilla y León, junto con el director del Incyl, Miguel Ángel Merchán, y Alberto Ferrús, científico del Instituto Cajal, del Consejo Superior de. Investigaciones Científicas (CSIC).

 

Según explica, anglosajones y alemanes son los científicos con más peso en el campo de la Nueroetología, aunque también hay grupos destacados en países como México, Japón o Australia. En este último caso, la rareza de la fauna australiana contribuye a hacer el país especialmente interesante en este campo.