Nutrition Spain , León, Friday, December 17 of 2010, 13:28

El gato, un animal "en proceso de domesticación"

El etólogo Vicente González Eguren indica que existe un campo de investigación "incipiente" en el estudio del comportamiento de este felino doméstico

AMR/DICYT Cierto día, el etnólogo francés Marcel Mauss pronunció una frase lapidaria: "El gato es el único animal que ha conseguido domesticar al hombre". En cierta manera, ha sido así. A pesar de que convive con el ser humano desde hace 9.500 años, el gato ha gozado de una amplia autonomía en sus tratos con sus dueños. Esta circunstancia ha impedido que tengamos un conocimiento tan profundo del felino como lo tenemos del perro. Ambos son los animales de compañía por excelencia en gran parte del planeta y, sin embargo, "existen aspectos del comportamiento del gato que son desconocidos". La Universidad de León aborda entre hoy y mañana, 18 de diciembre, un curso de Etología clínica felina con el objetivo de formar profesionales en un campo de conocimiento "con posibilidades de expansión muy grandes", afirma Vicente González Eguren, su director.

 

González Eguren reconoce que, del mismo modo que existen variados etólogos que han descrito con amplitud los comportamientos del perro, "no hay muchos especialistas en la etología felina", en cierto modo, porque el gato (Felis silvestris catus) está aún en un "proceso de domesticación". "Existe mucho conocimiento teórico sobre este animal, pero hay poco práctico, fundamentalmente ya que las razas llevan poco tiempo desarrollándose, es un animal más complejo de manejar por el ser humano y los dueños se han acostumbrado a ciertos comportamientos autónomos de los gatos", describe a DiCYT el especialista del Departamento de Producción Animal de la Universidad de León.

 

El gato ha mantenido mayor independencia que el perro, un animal que necesita una mayor jerarquía, debido a que "era útil en semilibertad para sus aptitudes de caza, fundamentalmente de roedores". Pero también porque "lleva poco tiempo" como animal de compañía. El campo del conocimiento científico tampoco ha sido hasta la fecha muy fértil. "El desarrollo de la clínica felina, por ejemplo, solo tiene dos o tres décadas en España", añade Vicente González Eguren. Por la necesidad de ampliar el conocimiento de este animal, presente aproximadamente en 600 millones de hogares del planeta, el especialista indica que "la figura del etólogo felino cuenta con posibilidades de expansión muy grandes en los próximos años".

 

Conocer su comportamiento, alteraciones y tratamientos

 

La investigación en este ámbito es "incipiente". Las principales líneas que se están desarrollando actualmente por parte de la comunidad científica son conocer el estado del comportamiento del felino, sus alteraciones y sus tratamientos. Para su mayor domesticación "se emplean tanto elementos farmacológicos y de educación al dueño", para que sepa interactuar con su mascota. Uno de los productos que, por ejemplo, se emplean en los tratamientos de las alteraciones del comportamiento de los gatos son las feromonas, unas hormonas olfativas que mitigan las consecuencias del estrés en sus actitudes.

 

El especialista de la Universidad de León indica que en la actualidad, "la introdución de razas nuevas" ha permitido obtener ejemplares más adaptados y dóciles a partir de la cría selectiva. Estas nuevas razas son la persa (o de Angora), la minecoon, la sagrada de Birmania o la ragdool. González Eguren aconseja a los dueños de gatos dos claves para tratar a su mascota: "Paciencia y órdenes sencillas". El curso de extensión universitaria trata aspectos como la agresividad entre gatos o con los seres humanos y mejoras en la eliminación y marcaje. El objetivo es del ciclo es forman nuevos con el que se pretenden forman nuevos etólogos felinos, los psiquiatras de los gatos, para profundizar en el conocimiento de este animal porque, como se preguntó el pensador Henri David Thoreau, "¿qué clase de filósofos somos si no sabemos nada acerca del origen y destino de los gatos?".