Ciencia Argentina , Buenos Aires, Martes, 24 de junio de 2008 a las 17:41

El Grupo de Radiaciones Nucleares aplicadas trabaja en nuevas aleaciones de aluminio

En colaboración con la empresa Metalúrgica Tandil que pretende hacer frente con ello a la demanda del mercado

MINCYT/DICYT Hace algo más de una década, investigadores del Grupo de Radiaciones Nucleares Aplicadas (GRNA) descubrieron que se observaban importantes modificaciones estructurales en las aleaciones de base aluminio cuando éstas, luego del envejecimiento artificial, eran mantenidas por tiempos variables, preferentemente largos a TA o temperaturas levemente superiores a ésta.

 

Los resultados obtenidos reflejaban la existencia de fuertes cambios a escala nanoscópica y fueron asociados a la formación de nanoestructuras metaestables y/o estables en las aleaciones estudiadas. Así es que se comenzaron estudios sistemáticos en una variada gama de aleaciones de avanzada que permitieron reportar la existencia, en mayor o menor medida, de este fenómeno (al que luego denominaron envejecimiento secundario).

 

Sobre la base de estos resultados, hacia fines de la década de los 90, varios tecnólogos pusieron especial énfasis en la búsqueda de la optimización de estos nuevos tratamientos de envejecimiento múltiple y de su constatación usando técnicas de uso reconocido en la metalurgia física y en la industria del aluminio.

 

Fueron precisamente estos hechos los que incentivaron a que el GRNA se planteara la posibilidad de establecer contactos con el sector industrial con el objeto de efectuar un aporte concreto al sector productivo de la industria automotriz de nuestro país. La primera dificultad encontrada fue que la experiencia adquirida en ciencia básica se basaba en el estudio de aleaciones de laboratorio y comerciales que pertenecían a las denominadas aleaciones de avanzada; pero éstas no son las que actualmente usa la industria automotriz nacional. Por esta razón, el GRNA decidió abordar el estudio del posible uso de algunas aleaciones de avanzada para que industrias con tecnologías de fundición de la década de los 60 puedan ser competitivas en el mercado global actual.


Metalúrgica Tandil es una empresa que se dedica a la fabricación de piezas para la industria automotriz y que actuó como adoptante del proyecto de Investigación y Desarrollo. Con el objetivo de cumplir con los requerimientos de clientes internacionales, la empresa y el GRNA se embarcaron en la tarea de mejorar y optimizar los procesos de producción utilizando aleaciones de última generación complementado por el uso de tratamientos térmicos adecuados que permitan alcanzar las mejores respuestas mecánicas de las piezas fundidas.

 

Además, se pretende explorar la posibilidad de preparar aleaciones termoendurecibles alternativas base Al, conocidas como aleaciones livianas de avanzada, que permitan obtener piezas con mejores respuestas mecánicas (peso, tenacidad, resistencia a la corrosión, resistencia a la tracción, fluidez, etc.) a las que actualmente se producen industrialmente. Adicionalmente, se buscará optimizar el uso de tratamientos térmicos con el fin de producir un ahorro apreciable de energía eléctrica en el proceso de producción.