Health Spain Salamanca, Salamanca, Thursday, May 10 of 2007, 16:17

El Hospital Clínico ensaya nuevos fármacos contra el cáncer de mama dentro de las llamadas terapias dirigidas

Nuevos compuestos aumentan la supervivencia y mejoran la respuesta a tratamientos convencionales como la quimioterapia y la radioterapia

JPA/DICYT El Hospital Clínico Universitario de Salamanca ensaya con nuevos fármacos contra los tumores de mama sobre la base de las llamadas terapias dirigidas, es decir, las que tienen en cuenta las dianas terapéuticas, sustancias de la célula específicas capaces de producir una respuesta a los tratamientos, en lugar de otras técnicas más habituales que resultan más dañinas, como la quimioterapia o la radioterapia. El oncólogo César Rodríguez ha explicado hoy en el Centro de Investigación del Cáncer los últimos avances relacionadas con esta investigación clínica.

 

"En nuestro centro ya hay en marcha ensayos clínicos con algunas de estas nuevas moléculas", ha declarado César Rodríguez a DICYT. "En algunos casos, son compuestos que ya se utilizan en el día a día, pero también somos uno de los centros nacionales que están participando en el desarrollo de nuevas moléculas. Se trata de compuestos que aún no están disponibles y nosotros tenemos el privilegio de participar en ensayos clínicos que ya los están evaluando. Para ello nos remiten a pacientes que reúnan un perfil concreto que permita tratarles con esas dianas", explica.

 

El especialista ha señalado las ventajas de trabajar con las nuevas dianas terapéuticas en el caso del cáncer de mama. "Hasta hace unos años, las armas eran la cirujía, la radioterapia o la quimioterapia, que son tratamientos inespecíficos, es decir, tratan el tumor, pero no desde el punto de vista de sus mecanismos de producción. Destruyen células, pero de manera indiscriminada. Sin embargo, en los últimos tiempos, el mejor conocimiento de la Biología del cáncer de mama nos ha llevado a ver que existen una serie de mecanismos moleculares que están alterados y que hay terapias que van dirigidas a esos mecanismos, de modo que los tratamientos son mucho más específicos", describe César Rodríguez.

 

Todo ese desarrollo en el laboratorio se está plasmando en el ámbito clínico, sobre pacientes, porque en la actualidad "ya se conocen los rasgos biológicos del tumor de cada paciente", de manera que es posible realizar "tratamientos más a la medida", y con determinados medicamentos que incluso están aumentando supervivencia y mejorando las respuestas de otras terapias, según comenta.

 

Tratamientos combinados

 

En cualquier caso, los nuevos fármacos no sustituyen a las terapias convencionales. "Estos tratamientos se aplican de manera combinada con los métodos tradicionales, no sustituyen pero añaden beneficios, porque son más específicos y mejoran los resultados en términos de respuesta al tumor y de supervivencia", apunta el oncólogo. Aún así, la mayor parte de las líneas de investigación se dirigen al desarrollo de estos nuevos fármacos, dirigidos contra dianas terapéuticas específicas. "En este momento, en cáncer de mama, todo lo nuevo que se está haciendo va encaminado a desarrollar estas nuevas terapias, porque la quimioterapia, la terapia hormonal y la radioterapia son tratamientos que casi han agotado todo lo que pueden dar", concluye.