Ciencia Ecuador , Ecuador, Martes, 17 de abril de 2012 a las 11:04

El INIAP investiga nuevos materiales de naranjilla

El trabajo se orienta a generar materiales que respondan a los valles interandinos

INIAP/DICYT El cultivo de la naranjilla es una de las opciones que tienen los agricultores de las estribaciones de la cordillera occidental y central de los Andes para obtener un ingreso económico en forma periódica. En consideración a la importancia económica, social y ambiental del cultivo de naranjilla, el Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias, INIAP, ha seleccionado cinco nuevas líneas de naranjilla, de un grupo de materiales en investigación.

 

Estas investigaciones se llevan a cabo en la Granja Experimental Tumbaco del INIAP y entre estas cinco líneas existen dos materiales que no tienen espinas.

 

Según los Técnicos de la Granja de Tumbaco, los nuevos materiales de naranjilla superan en producción a las variedades actualmente existentes en el mercado y además poseen características favorables como: aroma, sabor, muy buena calidad de fruta, color de pulpa y jugosidad.

 

La investigación se orienta a generar materiales que respondan a los valles interandinos.

 

Tradicionalmente la naranjilla se siembra en las zonas de ladera de la amazonía y el occidente de Pichincha, donde los agricultores por la alta incidencia de las enfermedades, desarrollan siembras migratorias, es decir cada siembra cambia de lugar, orientándose tradicionalmente hacia el interior del bosque húmedo, con lo cual se talan los bosques del subtrópico.

 

El INIAP ha desarrollado tecnología para el cultivo de naranjilla con el fin de preservar el ambiente e impedir la tala del bosque.

 

La producción de naranjilla en estos últimos años se ha incrementado debido a la demanda tanto de la agroindustria como del mercado nacional e internacional.