Ciencia Ecuador , Ecuador, Miércoles, 02 de junio de 2010 a las 18:40

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias evalúa 15 superclones de cacao fino de aroma

Presentan mayor productividad, calidad de almendra, conservación de las propiedades de aroma, sabor y olor y resistencia a enfermedades

INIAP/DICYT Con características superiores de productividad, calidad de almendra, conservación de las propiedades organolépticas de los cacaos finos de aroma, sabor y olor; resistencia a Monilla y tolerancia a Escoba de Bruja, se prueban con éxito en la Estación Experimental Pichilingue del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), 15 clones superiores de cacao élites que superan en productividad al cacao clonal CCN51 utilizado como testigo dentro de los procesos de evaluación de los nuevos materiales.

 

Los nuevos árboles élite de cacao fino de aroma altamente productivos, fueron seleccionados tras varios años de investigaciones realizadas por genetistas del Programa Nacional de Cacao del INIAP, quienes partieron de la caracterización de más de 1.000 progenies obtenidos por procesos de selección e hibridación, de éstas se seleccionaron 15 materiales superiores, varios de los cuales superan ampliamente las productividades del clon CCN51 reconocido en el país como de mayor productividad.

 

Entre las características de los nuevos árboles élites se destacan su precocidad, resistencia a Escoba de Bruja, tolerancia a Monilla, índice de mazorca para obtener un kilo de cacao fermentado y seco menor a 20 mazorcas; buen tamaño de almendra o semilla fermentada y seca superior a 1, es decir más de un gramo de peso; además de propiedades genéticas sobre sus cualidades organolépticas de aroma floral, propio de los cacaos finos de aroma que prestigian al Ecuador.


El equipo de investigadores del Programa Nacional de Cacao, frente a las expectativas que generan los árboles élites que podrían entregarse a los productores en un tiempo de tres años, la Estación Experimental Pichilingue a través de su laboratorio de Biotecnología realiza pruebas de campo con materiales multiplicados por embriogénesis somática, se multiplicará masivamente plantas en condiciones de laboratorio y luego en el campo.

En los predios de la Estación Experimental Pichilingue del INIAP se guarda celosamente más de 10.000 accesiones de cacao, una de las más importantes del mundo por su riqueza y variabilidad genética única en esta especie y que es la base para los procesos de mejoramiento genético a través de cruzamiento e hibridación que desarrollan los investigadores de cacao.