Ciencia España , Salamanca, Jueves, 07 de septiembre de 2017 a las 17:45

El IRNASA lleva la divulgación científica a Salamaq17

Los visitantes de la feria agropecuaria de Salamanca han tenido la oportunidad de aprender sobre alimentos antioxidantes, jabón, parásitos y cultivos tolerantes a la salinidad

JPA/DICYT La feria agropecuaria Salamaq17 reserva un protagonismo especial para la ciencia y la tecnología que tienen que ver con la agricultura, la ganadería, los alimentos y el medio ambiente. En la tarde de hoy, el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC) ha ocupado el Espacio de Innovación para explicar a los visitantes aspectos relacionados con su actividad investigadora.


Uno de ellos era del máximo interés para todo el mundo, ya que trató de alimentación. “La química también está en las neveras de nuestras casas y en nuestra vida cotidiana”, afirma en declaraciones a DiCYT Raquel Calvo, “así que queremos analizar la capacidad antioxidante de las frutas”, sobre todo por la importancia de consumir estos alimentos frescos.


Al comparar refrescos, zumos elaborados comprados en supermercado y zumos recién hechos a partir de kiwis, fresas, limones, manzanas y naranjas, se ve cómo todas estas frutas recién exprimidas contienen más antioxidantes. “Los antioxidantes son los que protegen nuestras células de agentes que las hacen envejecer”, de menara que “es importante tenerlos cada día en nuestra dieta”. Además, los científicos han divulgado un mensaje muy sencillo: “Cuanto más color tenga una fruta más antioxidantes va a tener”.


Otra de las propuestas es el reciclaje de aceites para la elaboración de jabones, una manera de eliminar residuos y ayudar al medio ambiente, además de ahorrar en la cesta de la compra. “Hacemos jabón a partir de ingredientes naturales, aceite, sosa y aromas; queremos enseñar a hacerlo en casa, se basa en una reacción química llamada saponificación, pero es muy fácil”, comenta la investigadora.


En apenas 20 minutos se puede obtener el jabón al mezclar aceite y sosa y con ingredientes naturales se pueden poner el color y el aroma que se deseen, así como la forma que más le guste a cada persona a partir de moldes. El tipo de aceite influye en el proceso, así que unas sencillas tablas indican qué cantidad de sosa hay que utilizar en función de que se haga con girasol u oliva, por ejemplo. Después, al producto final se le podrá dar numerosos usos, desde la higiene personal hasta el fregado de platos.


Los parásitos que amenazan al ganado


Además de estos aspectos más prácticos y cercanos para todos los ciudadanos, el IRNASA ha mostrado también curiosidades relacionadas con sus trabajos de investigación. Una de ellas ha sido una pequeña muestra de la colección de su colección de parásitos. “Somos parasitólogos y enseñamos las principales especies de parásitos animales que tenemos, artrópodos y gusanos”, explicó Ricardo Pérez.


Los ejemplares expuestos han llamado especialmente la atención del público, que ha podido conocer de primera mano la investigación que realiza el centro del CSIC. “Una de nuestras líneas de estudio consiste en buscar la forma de desarrollar vacunas frente a las garrapatas”, puso como ejemplo el científico.


Hongos protectores


Finalmente, el Espacio de Innovación de la feria también acogió una muestra de cómo algunos hongos pueden resultar beneficiosos para la agricultura. En concreto, los investigadores explicaron que algunos que viven en el interior de las plantas –llamados endófitos- pueden aumentar la tolerancia al estrés salino de cultivos, es decir, hacen que pueda soportar el exceso de sal.

 

Un grupo de investigación del IRNASA trabaja en la identificación de hongos endófitos de plantas silvestres adaptadas a hábitats marinos con el objetivo de evaluar el efecto que tienen en cultivos como el tomate cuando se ve sometido a determinadas condiciones de salinidad. Sobre este tema ofrecerá más detalles el próximo sábado, día 9, Íñigo Zabalgogeazcoa dentro del programa de las Jornadas Profesionales de Salamaq17.