Ciencia Costa Rica , Heredia, Martes, 13 de octubre de 2009 a las 18:06

El Laboratorio de Análisis Ambiental detecta un considerable deterioro en la calidad del aire de Heredia

El rápido crecimiento que ha experimentado origina que se alcancen niveles de hasta 62 microgramos de partículas por metro cúbico, cuando la norma es de 50

UNA/DICYT Los heredianos han sido testigos de un incremento desmedido del tráfico vehicular que ha traído como consecuencia un deterioro considerable en la calidad del aire que se respira, según lo confirman mediciones realizadas por el Laboratorio de Análisis Ambiental de la Universidad Nacional (UNA). Desde hace cinco años, en forma ininterrumpida, este centro en conjunto con la Municipalidad de San José, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET) realiza el monitoreo sistemático de la concentración de algunos contaminantes que determinan la calidad del aire en la ciudad de San José, y en los últimos años se ha extendido a Heredia, Escazú y Belén.

 

Los elementos que se toman en cuenta para hacer el análisis son: material particulado (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen) y el dióxido de nitrógeno. La principal fuente de contaminación es la combustión de los vehículos, pero la industria también aporta contaminantes.

 

Los últimos datos suministrados por la UNA el pasado 27 de agosto, indican que el punto de medición ubicado en la Rectoría de la UNA registra un promedio de 53 microgramos por metro cúbico de material particulado, no obstante durante el 2008 se tuvo registro de hasta 62, cuando la norma es de 50.

 

Según Jorge Herrera, coordinador del Laboratorio, los niveles de dióxido de nitrógeno en la ciudad de Heredia tienen un alza promedio de 18 por ciento, mientras que para San José si bien se determina que existen al menos en cinco sitios (Catedral Metropolitana, Hospital San Juan de Dios, Paseo de los Estudiantes, Avenida 10 y Gasolinera La Castellana), donde se obtienen valores que superan la norma de la Organización Mundial de la Salud, la tendencia en el alza es cercana al 10 por ciento.

 

“La baja tasa de crecimiento registrada en los niveles de partículas de la capital, hace suponer que ese contaminante se encuentra bajo control, debido probablemente al efecto positivo de la revisión técnica vehicular y el programa de mejora de la calidad de los combustibles ejecutado por la Refinadora Costarricense de Petróleo”. La contaminación del aire es uno de los grandes males de los centros urbanos, donde se localiza la mayor cantidad industrial y donde el parque vehicular y el consumo de combustibles son también más elevados.


Incremento del tráfico

 

En el caso de los habitantes de la Gran Área Metropolitana (GAM), entre ellos los heredianos, han sido testigos en las últimas dos décadas del rápido y desordenado crecimiento que ha experimentado esta región. Este crecimiento vino acompañado en la mayoría de los casos del desarrollo de una nueva y moderna infraestructura, pero también de un incremento desmedido del tráfico vehicular que ha traído como consecuencia un deterioro considerable en la calidad del aire que se respira.

 

Tanto la UNA como e Ministerio de Salud, la Municipalidad de San José, el MINAET y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), firmaron un convenio en octubre de 2008 donde se comprometen a ejecutar un plan nacional tendiente a reducir la contaminación de área metropolitana del país, se está trabajando en la elaboración del primer inventario nacional de emisiones con el fin de determinar por sector comercial qué cantidad de contaminantes se lanzan al aire con el fin de establecer las políticas de regulación pertinentes por sector y se dio inicio en coordinación con el MOPT para considerar el componente de contaminación del aire como un criterio para el rediseño vial en las principales ciudades del GAM.