Culture Spain Madrid, Thursday, October 03 of 2013, 13:31

El legado de Goedicke

El CSIC amplía su fondo documental de egiptología con conjunto bibliográfico del egiptólogo austriaco que reúne casi 6.000 ejemplares, así como una pequeña colección de notas de trabajo, postales y correspondencia

CSIC/DICYT El legado del egiptólogo austriaco Hans Goedicke, constituido por todo el material bibliográfico que formó su biblioteca personal, ha pasado a formar parte de los fondos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y se encuentra disponible para su consulta en la biblioteca Tomás Navarro Tomás, en el Centro de Ciencias Humanas y Sociales, en Madrid. El conjunto, formado por casi 6.000 monografías, notas de trabajo, fotos, postales y correspondencia, llena un vacío en el estudio de la egiptología en España.

 

La colección está compuesta por materiales variados: monografías sobre lengua, literatura, historia y religión, informes arqueológicos, catálogos de colecciones de arte y estudios que abarcan desde la época predinástica a la grecorromana, entre otros documentos. Contiene además numerosos volúmenes de obras del siglo XIX y principios del siglo XX ya descatalogados.

 

“Las ediciones y facsímiles de papiros, así como las publicaciones en gran formato de trabajos epigráficos en templos y tumbas, son documentos de especial valor, no sólo porque es imposible adquirirlos en el mercado bibliográfico, sino por ser además de obligada consulta en el proceso de cualquier investigación egiptológica”, explica el investigador del CSIC José Manuel Galán, del Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente, y director del Proyecto Djehuty.

 

La biblioteca es un instrumento esencial en investigación arqueológica, ya que el arqueólogo pasa la mayor parte del tiempo entre libros, no en el campo. “Para llevar a cabo proyectos, como el de Djehuty, el fondo documental es un pilar fundamental sin el cual la investigación no tiene sentido. No sirve de nada excavar y descubrir un objeto si luego no lo puedes entender y estudiar en su totalidad”, añade el investigador.


Consulta en la biblioteca

 

La colección bibliográfica del legado está ubicada en la sala de consulta de fondos especiales de la biblioteca Tomás Navarro Tomás y los documentos no bibliográficos, en el Archivo del Centro de Ciencias Humanas y Sociales.

 

“El legado de Hans Goedicke está disponible para su consulta bajo las mismas condiciones que el resto de fondos de la biblioteca, con la excepción de que sólo puede consultarse en la sala, es un material que no se presta. La especialización de la colección hace que esté orientada a un usuario cualificado, como científicos, investigadores, doctores, licenciados y estudiantes universitarios en los últimos años de carrera. No obstante, cualquier persona puede realizar una petición de consulta a la biblioteca“, comenta Pilar Martínez Olmo, directora de la biblioteca.

 

La biblioteca dispone de pases temporales que permiten al visitante la consulta de la colección bibliográfica. Pero si se prefiere, se pueden consultar los títulos de este legado en Internet, ya que su fondo forma parte del Catálogo de la Red de Bibliotecas del CSIC.

 

Hans Goedicke

 

Hans Goedicke (Viena, 1926) es uno de los referentes mundiales en el estudio de la egiptología. A lo largo de su dilatada carrera, el investigador austriaco trabajó en diferentes países hasta que entró a formar parte del departamento de Estudios de Oriente Próximo de la Universidad Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos), donde impartió clase de egiptología durante más de 30 años hasta su jubilación, en 2011.

 

Interesado por la historia y la literatura del Antiguo Egipto, la obra de Goedicke se centra principalmente en el análisis de composiciones literarias, en aspectos jurídicos, o en eventos o periodos históricos concretos. Además, entre 1972 y 1981 dirigió excavaciones junto a las pirámides de Giza y en el delta oriental del Nilo.

 

“Lo interesante de su carrera científica, y que se refleja en su biblioteca, es que se interesó por todos los temas dentro de la egiptología. Su biblioteca, por ese motivo, abarca todas las pequeñas disciplinas que engloba la egiptología. Es una colección única y muy completa. Hans Goedicke, consciente de que España carecía de una buena biblioteca de egiptología, propuso que su fondo personal acabara en el CSIC y sirviera para impulsar la egiptología en este país”, concluye Galán.