Ciencia España , Valladolid, Miércoles, 23 de febrero de 2005 a las 12:37

El Museo de la Ciencia se convierte en la escena del crimen

La exposición 'Los sentidos del crimen' se podrá visitar hasta el próximo 8 de abril

BGA/DICYT El Museo de la Ciencia de Valladolid acoge hasta el próximo 8 de abril la exposición titulada Los sentidos del crimen, que repasa la historia y los hitos de la criminología como la ciencia encargada de estudiar el fenómeno criminal desde las diferentes perspectivas del Derecho, Psicología, Medicina legal, ciencias forenses, Sociología o Antropología.

La exposición ha sido posible gracias a la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forense,s y muestra a través de nueve vitrinas dedicadas a cada uno de los diferentes aspectos la evolución de la criminología. Esta información se completa con ocho paneles sobre criminología y criminalística, seis más dedicados a criminales e investigadores, 10 biografías de pensadores criminológicos y algunas litografías pictóricas.

En una de las vitrinas se puede observar reproducciones en miniatura de los distintos sistemas de ejecución utilizados en España, para seguir con una dedicada a los facsímiles históricos del Derecho Penal y otra destinada a mostrar el crimen organizado famoso en los años 20 con una reproducción de una pistola conocida como Mataduques.

Los diferentes modos de identificación de criminales, así como los maletines de forenses y el instrumental de las autopsias ocupan otras partes de la muestra. Finalmente se muestra cómo ha sido recogido el mundo del crimen por las diferentes disciplinas artísticas como el cine o la música.

En definitiva, se trata de que el visitante tome contacto con muchos de los instrumentos y ciencias que aparecen en numerosas películas y que, en ocasiones, parecen difíciles de asimilar con la realidad. Para ello, se muestra cómo se hace la reconstrucción de un rostro y se enseña a distinguir una huella dactilar, pero también se apunta el empleo de las nuevas tecnologías en la investigación criminal, que ha permitido con pruebas como el ADN descubrir a criminales.

La exposición se completa con actividades paralelas de divulgación a las que el público podrá asistir, y que incluyen charlas con expertos que hablarán de las diferentes formas de trabajar en los distintos ámbitos de Medicina legal, delincuencia tecnológica o Microbiología forense. Para los más pequeños también está previsto realizar talleres adaptados en los que niños de 8 a 12 años jugarán a los investigadores y aprenderán algunas cosas sobre investigación. La programación se completa con conciertos didácticos con sonidos de bandas sonoras de cine negro y de jazz propios de Nueva York, Chicago y Nueva Orleans en los años 20 del siglo pasado.