Ciencia España , Salamanca, Martes, 30 de octubre de 2018 a las 13:35

El nuevo campus agroambiental de La Platina servirá de apoyo al principal sector de Castilla y León

El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA) dispondrá de nuevas instalaciones para investigar gracias al acuerdo entre CSIC, Universidad de Salamanca, Diputación y Ayuntamiento

CSIC/DICYT El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Salamanca han presentado un acuerdo con la Diputación de Salamanca y el Ayuntamiento de Salamanca para la creación de un nuevo campus agroambiental en La Platina, al suroeste de la ciudad. El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca, un centro del CSIC dedicado a los estudios en cultivos agrarios y sus productos, la conservación ambiental y la sanidad de la ganadería, dispondrá de un nuevo edificio e infraestructuras más modernas para llevar a cabo sus investigaciones.

 

Los términos del acuerdo han sido detallados hoy martes, 30 de octubre, en la sede del Ayuntamiento de Salamanca, tras una reunión entre la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, el presidente de la Diputación de Salamanca, Francisco Javier Iglesias, el vicerrector de Economía de la Universidad de Salamanca, Javier González, y el primer teniente de alcalde de Salamanca, Carlos García.


El nuevo campus aspira a ser el núcleo de apoyo al sector agropecuario, el más importante de la provincia y de Castilla y León. “El CSIC es uno de los principales interesados en la creación de este campus, el cual aglutinará las capacidades en el área agropecuaria en un espacio común. Será, por tanto, clave, la labor del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca, que lleva 60 años generando nuevos conocimientos que ayuden a mantener o aumentar, de manera sostenible, la productividad agraria, lo que conlleva beneficios económicos y sociales”, ha destacado la presidenta del CSIC.


Este centro del CSIC integra la biología, la patología, la química del suelo y la ecología para aportar conocimiento y soluciones científicas al mantenimiento de los sistemas agrícolas de zonas semiáridas. También ayuda a crear nuevas políticas y prácticas basadas en ciencias moleculares, ecológicas y ambientales innovadoras. El Instituto mantiene y busca colaboraciones con otras instituciones nacionales e internacionales y con organizaciones con las que transferir eficazmente la ciencia a la sociedad.


El Ayuntamiento de Salamanca cederá al CSIC y a la Universidad de Salamanca dos parcelas de 10.513 y 17.615 metros cuadrados, respectivamente, en La Platina para trasladar el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca, situado actualmente en la calle Cordel de Merinas, y la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, ubicado en la avenida de Filiberto Villalobos.


Por su parte, el presidente de la Diputación de Salamanca se ha referido al campus como “un proyecto valiente, inteligente y responsable con el futuro de la provincia”. En este sentido, ha incidido en que la alianza entre el Ayuntamiento de Salamanca, la Universidad, el CSIC y la Diputación persigue “un objetivo compartido: el desarrollo de la provincia”.

 

El nuevo IRNASA


La nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca tiene previsto integrar a más de 60 personas entre investigadores de plantilla, personal de apoyo científico y de gestión y contratados, para integrar los departamentos de Desarrollo Sostenible de Sistemas Agroforestales y Ganaderos, Estrés Abiótico y Procesos de Degradación Medioambiental y su Recuperación. En total habrá cinco grupos de investigación.


El nuevo centro dispondrá de: un edificio central para oficinas, salas de conferencias y laboratorios de uso común en un edificio modular con capacidad de expansión; invernaderos con zona de almacén de materiales más salas de fitotrones, crecimiento de plantas, cabinas de flujo laminar y zona de limpieza y desinfección de materiales para plantas; y diversas instalaciones para facilitar demostraciones de empresas, actividades de alumnos, divulgación especializada y para público general, y actividades de transferencia (para ser usada por varias instituciones). Finalmente, integrará también zonas verdes y vías de acceso.