Ciencia Guatemala , Guatemala, Viernes, 23 de julio de 2010 a las 14:50

El número de peces plateados en la Antártida desciende en un 70% debido al Cambio Climático

El pingüino 'Adelie', cuya dieta está basada en esta especie, se ha visto obligado a alterar sus costumbres alimenticias, según un estudio del Doctor Torres

UVG/DICYT Joseph Torres, científico y biólogo de la University of South Florida y jefe de la expedición de investigación a la Antártida, presentó los resultados preliminares del estudio en la conferencia titulada Antártida: La vida marina en un clima cambiante, que se llevó a cabo, en el auditorio de la Universidad del Valle de Guatemala. La investigación, cuyo objetivo es estudiar los efectos del cambio climático en los animales marinos, comenzó a mediados de abril de 2010 y la primera fase terminó a principios del mes pasado.

 

Torres viajó acompañado de un grupo de profesionales en un crucero destinado a la investigación; un barco rompehielos de noventa metros de eslora denominado Nathaniel B. Palmer. En la expedición, utilizaron unas redes llamadas Mocness con el objetivo de observar la temperatura del agua, su volumen y la conductividad mostrada.

 

Los estudios evidencian que, desde el año 1975 y hasta el año 2005, el número de peces plateados ha descendido en casi un 70%. Esto afecta a la especie de pingüino Adelie cuya dieta se basa en dicho animal. En el año 1975, su alimentación se basaba en un 50% en la ingesta de este pez plateado; pero, desde 1994 y hasta la actualidad, este porcentaje ha disminuido hasta casi un 1%. Además, el pez plateado es el único pez pelágico (que vive en zonas alejadas de la costa) de tamaño intermedio en la Antártida que tiene una vida de 25 o más años.

 

Cambio climático

 

Los cambios en el clima han hecho que en la Antártida exista una diferencia entre las últimas décadas de hasta 5ºC. En las épocas frías, el hielo aparece más tarde de lo normal y se derrite días antes de la fecha esperada. Las dos especies dependen de este hielo estacional que cada año sufre las consecuencias climáticas. Torres explicó que, por medio de la investigación, determinaron que los peces plateados estuvieron ausentes de la región media de la península, lo que ha provocado la desaparición de estos de la dieta de los pingüinos. También concluyeron que, a pesar de todo, los peces plateados aún son abundantes en la parte sur aunque sólo los de la edad de diez años.

 

 “Eventualmente todos los ecosistemas llegarán a verse afectados por el calentamiento global”, afirma el científico Joseph Torres. De acuerdo con él, no se limita al incremento de las temperaturas en el medio ambiente, sino a diferentes consecuencias. “El estudio del pez plateado demostró que ya no existe el hielo necesario para su desarrollo. Aunque el pez pueda soportar otro tipo de temperatura, éste debe cambiar totalmente su estilo de vida, y no se garantiza su sobrevivencia. Por ejemplo, si nos ponemos a pensar en nosotros como seres humanos y en nuestros días, sabemos que estamos acostumbrados a la luz del día, a la oscuridad de la noche, a que unos días sean más cortos y otros más largos, a que la temperatura baje o que suba, pero si de pronto estos factores no se encuentran en sintonía, si ya no trabajan de la misma manera, es allí donde tendremos problemas”, ejemplifica.

 

 

La Antártida
La Antártida es el continente que circunda el Polo Sur; en el que el 98% del área está cubierta por hielo. Es el continente más frío, más árido y más ventoso; encontrándose algunas de las especies que se desarrollan en sus tierras y aguas en peligro de extinción. Entre estas especies se incluyen el pez plateado y el pingüino Adelie.