Educación España , Salamanca, Martes, 13 de octubre de 2009 a las 17:27

El Observatorio Scopeo, una iniciativa pionera para estudiar las tendencias de la formación en red

La Universidad de Salamanca, la Junta de Castilla y León y el CITA de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez han presentado hoy la iniciativa

JPA/DICYT La Universidad de Salamanca, la Junta de Castilla y León y el Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (CITA) de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez han presentado hoy el Observatorio Scopeo, con el que se pretende medir la actividad, la innovación y las tendencias en la formación en red en España. Según han explicado sus responsables, que han presentado ya los dos primeros estudios, este proyecto es pionero en España y podría extenderse a otros países a través de colaboraciones.

 

El acto contó con la asistencia de Francisco José García Peñalvo, vicerrector de Innovación Tecnológica y presidente del Comité de Dirección de Scopeo; Carolina Blasco Delgado, vicepresidenta del Comité de Dirección de Scopeo y directora General de Telecomunicaciones de la Junta de Castilla y León; Joaquín Pinto Escribano, vicepresidente del Comité de Dirección de Scopeo y director del Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez; e Iñigo Babot Gutiérrez; director Ejecutivo de Scopeo y profesor de la Universidad Ramón Llull y Presidente de IBBM Consultores.


Esta iniciativa nace como fruto del convenio de Socios Tecnológicos firmado entre la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la Universidad de Salamanca. El observatorio ha contado para su puesta en marcha y futuras actividades con el apoyo de tres consejerías de la Junta de Castilla y León, Educación, Administración Autonómica y muy especialmente Fomento, a través de su Dirección General de Telecomunicaciones. Con esta última Consejería se firmó un convenio específico de colaboración para realizar estudios sobre la formación en red mediante el observatorio Scopeo vinculados a la Estrategia Regional para la Sociedad Digital del Conocimiento de Castilla y León, para lo que se cuenta con una dotación económica de 164.000 euros para los años 2009-2011, 112.000 de los cuales proceden de la Consejería de Fomento.


La misión de este observatorio es realizar "una labor continua y muy rigurosa" de investigación y reflexión sobre la implantación de la Formación en Red en España, en cuatro sectores estratégicos de actividad: colegios e institutos (formación preuniversitaria); universidades y centros de formación superior (formación universitaria); administraciones públicas y empresas privadas, según ha explicado García Peñalvo.


Como visión del mismo en el plazo de dos años este observatorio pretende ser un organismo líder de opinión, credibilidad y rigor académico, en cuanto a investigación y reflexión sobre la formación en red, en España, así como tener un portal con un alto posicionamiento en este sector, con indicadores de calidad que transmitan rigor e imparcialidad y le otorguen el crédito y el respeto en el mundo hispanohablante.


A través de su portal web (http://scopeo.usal.es), con una filosofía de contribución al conocimiento en abierto, Scopeo abre al mundo los resultados de su trabajo, fruto de la metodología de las tres íes: Investigación, Información e Interacción, por lo que además de los estudios de investigación, los informes de divulgación se busca crear una comunidad activa en el campo de la formación en red, de la que se beneficie cualquier entidad o individuo interesado, más allá de las entidades que promueven o colaboran este Observatorio.

 

Primeros estudios


Concretamente, esta presentación pública del Observatorio Scopeo sirve para dar a conocer los dos primeros trabajos desarrollados en su seno, el informe Panorama Sectorial de Implantación de la Formación en Red como trabajo de investigación cualitativo que recoge la impresión de medio centenar de reconocidos expertos y gestores de Formación en Red en los cuatro sectores más significativos de implantación en España, a saber, la formación preuniversitaria, las universidades, las administraciones públicas y las empresas privadas; y el Monográfico Scopeo Formación Web 2.0 que busca analizar y estimar el valor formativo de las actuales aplicaciones sociales de la web.

 

Con respecto al primero, Íñigo Babot apuntó como principal conclusión que "la formación en red suele ser iniciativa de un grupo reducido de personas, pero tiene un impacto enorme y rápido". En la segunda, destaca la importancia de la web 2.0 en la educación, de manera que "los alumnos tienen un criterio definido con respecto a qué quieren aprender, con un acceso a la información independiente, inagotable y elaborada de forma cooperativa".