Ciencia España , Valladolid, Jueves, 11 de noviembre de 2004 a las 23:22

El Premio Michelín a la Innovación recae en un sistema de control de gasto energético que reduce el consumo en un 40%

Iván Sergio San José y Cristina Serna, ambos titulados por la Escuela Universitaria Politécnica, recibieron esta noche el galardón

BGA/DICYT  Iván Sergio San José y Cristina Serna, ambos titulados por la Escuela Politécnica de la Universidad de Valladolid, han sido los ganadores del II Premio Michelín al mejor proyecto de fin de carrera sobre Innovación y Calidad Total, gracias a un proyecto de gestión del gasto energético aplicado a un hotel de 60 habitaciones. El sistema galardonado permite un ahorro considerable de la energía consumida por la instalación hostelera que puede alcanzar hasta el 40%, con una inversión inferior a los 21.000 euros amortizable en tres años.

El trabajo, titulado Aplicación de técnicas de ahorro energético, reducción del impacto ambiental e innovación tecnológica al estudio de climatización y ACS del Hotel Ribera del Duero, incluye la instalación de diferentes tecnologías que se adaptan a las necesidades energéticas del lugar y, según apuntaron a DICYT sus autores, “pueden alcanzar cotas de ahorro energético de hasta el 60% en el agua caliente”, si bien la media del gasto total sería del 40%.

Los ganadores del premio señalan que eligieron un hotel porque, dada su diversidad de espacios, permitía mejor comparación con otras instalaciones, e incluyeron en su proyecto el empleo de los más modernos sistemas de ahorro energético como son calderas de condensación, recuperadores rotativos de energía que permite aprovechar el aire ya tratado para ahorrar energía, paneles solares para el agua caliente sanitaria, regulación automática de los sistemas y volumen variable de aire en función de las zonas. Además, se estableció un sistema que permite el empleo de energía en función de las necesidades puntuales de cada zona.

Todos estos elementos fueron analizados a través de un simulador, conocido como HAP, en un ordenador para establecer la comparación de todas las horas del año de la instalación propuesta (el hotel) frente a un modelo tradicional. Las conclusiones que obtuvieron señalan que, si bien el sistema requiere de más inversión inicial, el gasto se amortiza en un plazo aproximado de tres años (un poco más en el caso de los paneles solares, cuyo plazo de amortización alcanza los seis años). Pero, según apuntan, también tiene ventajas a nivel de contaminación atmosférica ya que reduce las emisiones y el consumo de energía.

El trabajo ha sido dirigido por el profesor José Manuel Bartolomé Martín y en la entrega del premio estuvo presente Manuel Gutiérrez, director de la Factoría de Michelín Valladolid.


 

La X Semana Europea de la Calidad
La entrega del premio se ha hecho coincidir con la celebración de la X Semana Europea de la Calidad, en una jornada en la que se han desarrollado varias charlas destinadas a profundizar en la cultura de la calidad en las empresas. A la jornada han acudido cerca de 100 personas, que han tenido oportunidad de comprobar los esfuerzos que se están haciendo para reducir la contaminación que producen los materiales con los que se fabrican los neumáticos, así como los modelos que permiten compatibilizar en las grandes empresas la innovación y la gestión, especialmente en el ámbito de la industria del automóvil. Asimismo, se han dado a conocer algunas novedades que se empiezan a aplicar en la producción de motores diesel.