Technology Argentina , Buenos Aires, Monday, September 21 of 2009, 15:50

El primer satélite argentino para estudios ambientales

Integrará un gigantesco radar creado por la NASA que accederá a información sobre pesquerías marítimas, aguas subterráneas y salinidad superficial oceánica

INFOUNIVERSIDADES/DICYT La Facultad de Ingeniería de la UNLP participa en una inédita misión espacial: la construcción del primer satélite argentino dedicado a estudios ambientales. Se denomina SAC y será lanzado desde Estados Unidos en mayo de 2010. El satélite integrará un gigantesco radar llamado Aquarius creado por la NASA, por medio del que se accederá a información sobre pesquerías marítimas, aguas subterráneas y salinidad superficial oceánica. Los investigadores y técnicos platenses incorporarán tecnología de avanzada en el SAC, desarrollando así un rol clave en la construcción, funcionamiento y mantenimiento del proyecto espacial, en el que están trabajando desde hace más de una década.

 

El SAC es el primer proyecto de investigación espacial de la Argentina. Fue diseñado por la Conae y construido por la empresa argentina que se dedica a la tecnología de avanzada Invap. Desde hace más de 10 años este instrumento clave en el desarrollo científico está en órbita y aporta datos fundamentales para el país.

 

Hay una nueva misión del satélite en construcción: el SAC-D, de mucho mayor tamaño y peso que todos los anteriores. Éste integrará cámaras ópticas provistas por Invap y además un gigantesco radar en banda L llamado Aquarius, por el que Argentina obtendrá importante información práctica sobre sus pesquerías marítimas, y sobre sus aguas subterráneas y que la NASA utilizará para el mapeo de la salinidad superficial oceánica, como parte de sus estudios científicos globales sobre la biosfera.

 

El objetivo científico del SAC-D está orientado a obtener nueva información climática a partir de las mediciones de salinidad y una nueva visión de la circulación y procesos de mezcla en el océano, así como detectar focos de alta temperatura en la superficie terrestre para la obtención de mapas de riesgo de incendios y humedad del suelo para dar alertas tempranas de inundaciones. Por primera vez se medirá globalmente la salinidad marina desde el espacio. Será lanzado desde Vandenberg, EEUU en el mes de mayo de 2010.

 

El Aquarius es un censor de microondas de baja resolución -íntegramente diseñado y construido en los EEUU- que puede estudiar enormes regiones de superficie marina, y mapear sus variaciones de salinidad y la rugosidad de su oleaje. Tal será el principal detector del SAC-D. En lo tecnológico, este satélite constituye un importante avance en complejidad para el IAR GEMA, ya que sus dimensiones son realmente grande (pesará más de una tonelada), y el hecho de que la NASA lo haya seleccionado para llevar a bordo un valioso instrumento de ellos (Aquarius) marca un hito en el área espacial a nivel nacional.

 

El GEMA (Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados) dependiente del departamento de Aeronáutica de la facultad de Ingeniería de la UNLP, se encuentra en la etapa final de integración del instrumento nacional más importante de la misión del Satélite Argentino Aquarius SAC D. Se trata del MWR (microwave radiometer) que tiene como objetivo determinar la velocidad del viento, presencia de hielo marino, precipitaciones y contenido de vapor de agua en la atmósfera sobre el mar. Este instrumento pesa cerca de 100 kg y se le suman dos reflectores de 25 kg. Fue diseñado y construido íntegramente por el grupo de Aeronáutica que trabajó conjuntamente con el instituto de radioastronomía (IAR) y fue supervisado por CoNAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales). “El MWR sigue las pisadas de Aquarius (el instrumento realizado en Estados Unidos) porque va a correlacionar datos con este importante componente del SAC D” contó Pablo Ringegni, director de IAR GEMA.

 

Además del MWR, en este laboratorio de Ingeniería, se está terminando otro componente importante del satélite SAC D, el NIRST (new infrared sensor tecnology), cuyo objetivo es el monitoreo de eventos de alta temperatura (fuegos, volcanes) y determinación de temperatura superficial del mar. “El NIRST, es un censor infrarrojo de nueva tecnología, que consiste en una cámara que detecta infrarrojo, esta cámara es canadiense y se instala en la base que estamos haciendo acá, la cámara es el corazón del instrumento, que se combina con otros dispositivos y conforman la NIRST” explicó Ringegni.

 

En el GEMA se están realizando también las validaciones mecánicas y estructurales de todos los instrumentos del satélite SAC D bajo la supervisión de Conae, por lo que se efectúan todos los ensayos de vibraciones que permiten clarificar el instrumento para el despegue y verificar que éste siga siendo funcional luego de las solicitaciones.

 

IAR GEMA

 

El GEMA funciona como grupo de investigación y desarrollo desde e 1994, desde ese momento hasta 1997 trabajaron en el satélite SAC B y SAC A, para los que realizaron la homologación mecánica y estructural de todas las unidades (componentes). Es un grupo constituido por 20 personas entre ingenieros, becarios, técnicos y jóvenes ingenieros. Este equipo siempre se financió con trabajos a terceros, como empresas automotrices, Repsol, líneas de alta tensión, Siderar, entre otras, y de este modo compraron todo el equipamiento necesario, que consiste en tecnología de punta. Actualmente cuentan con dos salas limpias, habitaciones condicionadas en cantidad de partículas por unidad de volumen, temperatura y humedad.

 

La misión SAC-D / Aquarius se encuadra en un programa de cooperación entre la Conae y los centros Goddard y el Jet Propulsion Laboratory (JPL), ambos de la NASA, que tiene una participación en este proyecto del orden del los 175 millones dólares y que incluye el vehículo lanzador Delta-II, el segmento terreno de Aquarius y tres años de operación del mismo. El resto de los instrumentos se realizan en el Invap y la UNLP.