Ciencia Colombia , Colombia, Jueves, 16 de octubre de 2014 a las 18:23

El sistema de localización de rayos ubica menos del 50% de los registrados en las montañas colombianas

Un estudio indica que las características geográficas del país dificultan la localización

UN/DICYT Las montañas colombianas dificultan la ubicación de los rayos. Así lo indica un estudio de la Universidad Nacional, que determinó un rango de error que supera el 50 % en sistemas de localización de rayos ubicados en terrenos montañosos del país. Colombia se encuentra ubicada geográficamente en una zona montañosa y rocosa, lo que incide en los frecuentes cambios climáticos y en la presencia de fenómenos naturales que pueden poner en riesgo a las poblaciones. Un ejemplo de estos eventos son las tormentas eléctricas.

 

Dicha situación llevó al ingeniero Diego de Jesús Pérez Pérez a investigar sobre el tema en su tesis titulada “Eficiencia de los sistemas de localización de rayos en zonas montañosas”. En consecuencia, en el desarrollo del proceso investigativo, el magíster evaluó la eficiencia de la detección del rayo de forma experimental, a partir de la correlación entre fotografías de eventos ocurridos en Medellín y el Valle de Aburrá y datos obtenidos del Sistema de Información de Descargas (SID), propiedad de Interconexión Eléctrica S.A.–ISA.

 

En diálogo con la Agencia de Noticias UN, el experto señala que su estudio demostró que el porcentaje de eficiencia en la detección es del 45 %, de un total de 458 eventos capturados por el sistema de localización, entre junio del 2010 y marzo del 2011. La cifra indica que los efectos del relieve influyen de manera significativa en la localización de rayos, ya que estos impactos fueron localizados por fuera del rango de detección de la cámara.

 

Frente a este aspecto, el doctor Horacio Torres Sánchez, profesor e investigador de la UN, agrega que el estudio sugiere un proceso de calibración y reconfiguración del SID, de tal manera que su información sea confiable, no solo para caracterizar grandes áreas geográficas, sino para diagnosticar fallas de equipos e impacto en estructuras de diferentes regiones del país y para aumentar el número de sensores, ampliando el área de cobertura.

 

Los resultados de la evaluación teórica de error demuestran que el relieve influye drásticamente en la estimación del punto de impacto del rayo, ya que se aumentan las distancias de propagación cuando la onda electromagnética se enfrenta a obstáculos.

 

“Este tipo de investigaciones son de innovación a nivel mundial, pues los efectos del relieve en la localización de rayos para ciertos escenarios no habían sido analizados de forma detallada hasta el momento, más aún cuando las condiciones orográficas del territorio colombiano, sumadas a los efectos meteorológicos, hacen de nuestro país una región con alta actividad eléctrica atmosférica”, señala el ingeniero.

 

Asimismo, Camilo Younes Velosa, doctor en Ingeniería y profesor de la Sede Manizales, precisa: “Es una investigación importante para avanzar en este campo. Permite tener en cuenta factores geográficos y otros derivados de estrategias simples, pero eficaces, para mejorar dichos sistemas en países como Colombia, cuyas realidades geográficas y actividad de rayos tal vez son únicas en el mundo”.

 

Con el historial de eventos atmosféricos reportados y almacenados, también es viable caracterizar parámetros asociados a la descarga, como por ejemplo, magnitudes de corriente, nivel ceráunico (número de días tormentosos al año), multiplicidad y polaridad de la descarga, entre otros.

 

“Mientras el promedio multianual del nivel ceráunico en Francia es de 36 y en la costa mediterránea o en la península de La Florida (región de mayor actividad de rayos en USA) es de 90, en Colombia es superior a 200 días tormentosos por año”, explica el doctor Torres Sánchez.

 

El sistema de localización de rayos es un conjunto de equipos y dispositivos ubicados en la superficie de la tierra, capaces de detectar y estimar el punto de impacto de los eventos de rayos que ocurren dentro de un área de interés, explica el investigador Pérez.

 

Dichos sistemas proveen información de la actividad eléctrica atmosférica de una región en tiempo real, con el propósito de monitorear el comportamiento de una tormenta, tanto para aplicaciones meteorológicas como para identificar y dar aviso temprano a posibles zonas vulnerables ante impactos directos e indirectos.

 

Así, los resultados obtenidos describen que con altos porcentajes de eficiencia en el proceso, se provee información precisa, confiable y útil para implementar en la seguridad de seres vivos, en el seguimiento y transmisión de alertas tempranas de tormentas eléctricas, en la protección de sistemas eléctricos y electrónicos, en la caracterización de parámetros asociados al fenómeno y en la elaboración de normas para la protección contra rayos.