Ciencia Colombia , Colombia, Jueves, 09 de octubre de 2014 a las 19:00

El sulfato de potasio mejora el rendimiento de cultivos de uva

La disponibilidad del potasio en algunos suelos del Valle del Cauca bajo cultivos de frutales es una de las problemáticas que enfrentan los productores a la hora de sembra

UN/DICYT A pesar de las limitaciones por el desbalance nutricional en el suelo tipo vertisol del Valle del Cauca, investigadores encontraron la dosis adecuada de sulfato de potasio para mejorar la producción de uva. La disponibilidad del potasio en algunos suelos del Valle del Cauca bajo cultivos de frutales es una de las problemáticas que enfrentan los productores a la hora de sembrar.

 

Sin embargo, aunque el cultivo de vid sea uno de los frutales particularmente sensibles a la deficiencia del potasio, en el departamento se albergan 1.538 hectáreas sembradas con esta fruta. En estos suelos, según la profesora Sara Mejía de Tafur de la U.N. en Palmira, las deficiencias en el potasio aprovechable se refleja en los bajos contenidos foliares, la baja productividad y calidad de las cosechas.

 

“Por ello, es importante identificar el efecto que están teniendo las aplicaciones del elemento en estos suelos, si son suficientes las dosis aplicadas, cómo influye en el tejido foliar de la vid y si realmente contribuye a mejorar el rendimiento y la calidad de la uva”, manifiesta la profesora.

 

Por tal razón, Oswaldo Puerto Guerrero, magíster en Ciencias Agropecuarias de la U.N. Sede Palmira, bajo la dirección de los profesores María Sara Mejía de Tafur y Juan Carlos Menjivar, emprendió un proyecto para evaluar el comportamiento del potasio en un vertisol de la zona plana del Valle del Cauca.

 

El diseño utilizado en la investigación comprendió tres repeticiones y cuatro tratamientos donde se adicionaban: 0, 100, 150 y 225 gramos por planta de sulfato de potasio (K2SO4). Además se realizó la prueba de Duncan para comparar las medias, análisis gráfico y correlación entre las variables.

 

Previamente, los investigadores hicieron análisis de mineralogía de arcillas, fisicoquímicos del suelo y del agua de riego proveniente del río Bolo, por tanto durante el proceso se monitoreó el potasio en floración y envero de la uva Isabella.

 

De acuerdo con la codirectora, “se encontró que la adición de sulfato de potasio en dosis entre 100 y 225 gr/planta mejora la disponibilidad absoluta y relativa de este elemento, respecto a otros como el calcio y el magnesio, propiciando el aumento en el tejido foliar y una marcada tendencia a incrementar el rendimiento”.

 

En términos generales, con esta investigación se enriqueció la disponibilidad del potasio en este tipo de suelo específico, a pesar de las limitaciones por el marcado desbalance nutricional existente dada la presencia de arcillas, el lento movimiento de agua en el suelo y el alto contenido de magnesio soluble (incrementado por el riego).

 

“Además, la aplicación de sulfato de potasio aumentó el número de racimos de calidad comercial, aunque no influyó en la calidad referente a las dosis y condiciones usadas en el presente ensayo”, concluye la docente.

 

Según información del proyecto, en el Valle del Cauca se practica la viticultura en la producción de uvas de mesa y de uva Isabella desde hace más de 60 años, aprovechando que la condición de clima permite cultivar en cualquier fecha y es posible lograr dos cosechas al año.

 

Se calcula que en el departamento hay 3.855 familias de viticultores, de los cuales el 92 % vive en la finca y en promedio cada agricultor tiene 739 plantas, lo cual da una idea clara sobre la tenencia de la tierra y la distribución del ingreso en este subsector de la fruticultura.